Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

sábado, 30 de enero de 2021

PRESUMIDO se despiden con "Quiero Respirar"

Este viernes 29/01/21 Tarci Ávila y Nacho Dafonte (PRESUMIDO) sorprendían a propios y a extraños con esta comunicación a medios y también en sus redes, la reproduzco literal:

"No nos gustan las despedidas.

Por eso estas líneas no son para decir adiós sino para agradecer tanto cariño recibido durante estos años.

Sabemos que la situación actual de la música es inmensamente desafiante, al mismo tiempo debemos decir que nuestra decisión es 100% creativa. Hemos vivido varios años como queríamos y ahora queremos vivir de otra forma, explorar otros territorios usando todo lo aprendido para seguir creciendo como artistas y seres humanos.

Como las palabras desnudas no son nuestro fuerte, os dejamos una última canción a modo de banda sonora de este momento: “Quiero Respirar”. Agradecimiento especial a la gran artista mexicana Pau Sotomayor por poner su voz y corazón en estos últimos versos.

Si todo va bien, todavía nos veremos este verano en los festivales que ya nos han confirmado (Mad Cool, Gigante, MUWI) y algunos otros que todavía no han anunciado sus carteles 2021.

Gracias por habernos regalado un sueño, nos habéis hecho sentir muy afortunados."


Encaramos un 2021 lleno de esperanzas e ilusiones, la música nos salvó durante el pasado año con PRESUMIDO y sus maravillosos 3 singles incluidos. Con ella ya contábamos para sobrellevar lo que nos viniera. Pues bien, vamos a peor en todo y ahora además parece que en lo musical tampoco se nos da tregua con noticias como la que nos ocupa. La remontada seguro que va a llegar pero no se debería hacer tanto de rogar.

Como le dije personalmente ayer a Tarci una vez han decidido cerrar la etapa de PRESUMIDO seguro será lo mejor para ellos, no lo tengo tan claro que lo sea para sus seguidores, tiempo al tiempo, primero habrá que cicatrizar el disgusto.

lunes, 25 de enero de 2021

JÚLIA - "Casa" (Hidden Track Records 2021)

Siempre es un momento especial el de reseñar el primer álbum lanzado en el año en curso y en este 2021 le ha tocado al nuevo trabajo de JÚLIA. El nombre de la banda tiene connotaciones personales muy potentes para quien escribe por lo que además me hace especial ilusión que así haya coincidido. Casa (Hidden Track Records 2021) es el tercer álbum de Estela Tormo (voz, guitarra, bajo y sintetizadores) y Lídia Vila (voz y sintetizadores), media hora que transmite vitalismo y positivismo, lo cual se agradece y más en estos oscuros momentos que nos toca sobrellevar. La propuesta dream-pop sigue embriagadora y bien cimentada pero notamos que en muchos lances del trabajo la balanza entre el "dream" y el "pop" se decanta ligeramente hacia lo segundo. Incluso se atreven con una bossa-nova electrónica para su cierre "Ut". Mira por dónde en esta ocasión parece que arranque el repaso del álbum empezando la casa por el tejado, nunca mejor dicho.

Aunque el nombre del disco nos lleve a pensar en su vínculo con el momento forzadamente domiciliario que nos toca vivir, ellas aclaran que es un trabajo pre-pandemia, por lo que su connotación es puramente casual. En la nota de prensa lo explican como <<una reconexión, la de la vuelta después de un agitado viaje del que se han extraído lecciones que sólo pueden comprenderse lejos de casa>>. Después de visitar el espacio exterior en su anterior álbum, más concretamente un exoplaneta a cuatro años luz del Sistema Solar llamado Pròxima B (Malatesta Records / Hidden Track Records 2017), no me extraña que deseen reencontrarse con lo hogareño. Lo demostraron también con el proceso creativo del trabajo, cimentado durante una residencia artística de tres meses en Alcoi.

Foto de Jordi Arques

En los dos últimos álbumes JÚLIA han adoptado prácticamente un tercer miembro en el productor Javier Vicente, Carasueño (Tulsa, Alondra Bentley, Calavera). Acicate definitivo, junto a una mayor implicación si cabía de la banda en la producción, a la hora de justificar el nivel de riqueza instrumental y de detalles volcados en Casa. Lo curioso del caso es que en su álbum con regusto más mainstream quizás sea el más experimental en su gestación por la utilización de diversos objetos domésticos digitalizando los ruidos que podían emitir y mostrándolos en diversos lances del trabajo. Una suerte de fusión entre lo orgánico y lo sintético con espléndido resultado.

Un disco que empieza jugando al despiste, con un "Tradicional" de seis minutos de duración que durante su primera mitad hecha por tierra nuestro argumento de cuando decíamos lo de la inclinación hacia sonidos más inmediatos del grupo. Un piano y unas programaciones maravillosas junto a juguetones ecos vocales amenizan la velada hasta que llega la guitarra y empieza otro tema dentro del mismo. La dupla vocal junto a unos sintes 80's y bases electrónicas rematan la faena y con ella un inicio arrebatador de álbum.

"Voltors" podrás hasta bailarla y no será la única ocasión que te encontrarás en esa tesitura durante la escucha, otra de las evoluciones que encontrarás en Casa respecto a sus precedentes. No hagas caso a su inquietante título, "buitres" en castellano, su ritmo y evolución animosa te embrujará hasta tal punto que no podrás ser dueño de tu cuerpo, avisado/a quedas.

Foto de Jordi Arques

"L" fue su single avance (videoclip insertado cerrando la página), un delicioso synth-pop con cautivador desarrollo de estrofa, estribillo, puente con remate en forma de galimatías lírico como guinda y vuelta a empezar. Llega "Plom" y con ella un buen exponente de ese pop metafísico que tanto está calando últimamente en la escena mediterránea, jugando entre lo sugerente del sonido, lo encriptado de su letra y lo encantador de su resultado.

"Flash", dream-pop de altos vuelos, también por el poder levitante que irradia. Su placentero desarrollo hace que contemplemos el encare del tridente final de cortes desde la estancia más confortable de esta Casa.

sábado, 23 de enero de 2021

PAU VALLVÉ presenta el music film "Tot el que brilla'"


PAU VALLVÉ presenta Tot el que brilla, un music film con cuatro canciones de su último disco La vida és ara (auto-editado 2020). El vídeo está protagonizado por la actriz Ana Alarcón y la ha dirigido la Loida García.

La historia, co-escrita por PAU VALLVÉ y Loida García, trata de la lucha con uno mismo, con los propios traumas y heridas no curadas. Es un relato circular que termina tal y como empieza y así vuelve a empezar. Un bucle infinito. 

Las canciones que aparecen son: 'La vida és ara', 'Èpoques glorioses', 'Copiar/Pegar' y un fragmento de 'Tothom vol ser feliç'. Puedes ver el videoclip insertado a pie de página.

Próximos conciertos:

27/01 VALÈNCIA – La Rambleta > Entradas
30/01 BANYOLES – Auditori de L’Ateneu > SOLD OUT
06/02 CARDEDEU – Teatre Auditori (Festival Tastautors) +Jordi Serradell > Entradas
13/02 OLOT – Sala Torín > Entradas
26/02 VILAFRANCA DEL PENEDÈS – Auditori (Festival Hivernacle) > SOLD OUT
04/03 BARCELONA – Sala BARTS (GuitarBcn) > SOLD OUT
04/03 BARCELONA – Sala BARTS (GuitarBcn) > Entradas
13/03 VILANOVA I LA GELTRÚ – Auditori Eduard Toldrà > (Entradas a la venta el 23 de enero)

Sigue a PAU VALLVÉ en la red>

  




Fuente: nota de prensa de Bankrobber.

lunes, 18 de enero de 2021

NACHO CASADO - "Amor, Música y Lágrimas" (Hidden Track Records, 2020)


Elegancia, calidez y sensibilidad vestidas con ritmos bossa-nova y jazz, es el preciado contenido de Amor, Música & Lágrimas (Hidden Track Records, 2020), segundo álbum en solitario del ilicitano Nacho Casado. En el acústico debut Verão (2018), con voz, guitarra y contrabajo, ya se perfilaba un cambio de rumbo estilístico dejando atrás el pop-folk de su anterior proyecto La Familia del Árbol, junto a su pareja Pilar Guillén. En el presente trabajo se rodea además de minuciosa instrumentación para enriquecer el resultado. A su voz y guitarra clásica se le une la batería y percusión de Zeke Olmo, el contrabajo y el piano a cargo de Alejandro Tamayo y la colaboración decisiva de la sección de cuerda del grupo Cosmotrio, con Marta Iglesias (violín), Lorena García (viola) y Clara Molina (violonchelo). El conjunto se conjura durante la escucha para incrementar el regusto a lo que podría ser banda sonora perfecta para una película romántica de los años 50's, una época que a Nacho le fascina sobremanera.       

La mayor parte de los ingredientes de Amor, Música & Lágrimas te los tropiezas ya de entrada con el primer corte "Alta Sociedad". Una acogedora bossa-nova que te envuelve e incluso incita a un leve contorneo corporal. Su lírica incluye cuatro de los pilares que sostienen la esencia del álbum: <<Ey amor, vacaciones en el mar, me han chivado que, no te va mucho el jazz... Uh, si desafino amor, dame esa nota que yo, esa que abre tu corazón>>.

"Directo a la cima", la más breve del conjunto y aún así con tres bloques bien marcados; su intro soulera, estrofa canicular y adorable estribillo. Todo en sólo dos minutos que es lo que dura este hito de concreción sonora. 

Llega la maravillosa "Cantando bajo el sol" (videoclip insertado a pie de página). Un clásico fabricado en 2020, nostálgico himno retro-pop que huele a salitre y, como apunta Nacho en su letra, a <<...brisa marina y agua de mar>>. Seguiremos un buen rato en terrenos exquisitos y melancólicos como con "Bienvenido a L.A." y ese remate con el trío de cuerda que es pura delicia. Aprovechamos para ahondar en el gran protagonismo que adquiere en todo el álbum el tándem violín, viola y violonchelo, rúbrica perfecta para constatar el alto grado de elegancia reinante. 


"Lady Day" y "Los Apóstoles del amor eterno" contienen quizás el poso más jazzístico del trabajo. La primera, delicada y lánguida, una preciosidad de bolero que invita al baile de "agarrao", piel con piel. La segunda, otro portento, más rítmica, con estrofa, puente y estribillo bien delimitados conjurándose para marcarse a fuego en tu retentiva. 

Con "Acapulco" regresa con fuerza la evocación tropical, su título le delata, además contiene una palabra clave en el hacer y sentir de NACHO CASADO, "saudade". Una transmisión de melancolía crónica, presente en gran parte de su obra.

lunes, 11 de enero de 2021

CARLOTA FLÂNEUR - "Brains" EP (Hidden Track Records, 2020)

Calidez, placidez, dulzura... palabras interseccionadas por la "z" y en el caso que nos ocupa por el ADN de CARLOTA FLÂNEUR, cualidades intrínsecas a su personalidad y que transmite incondicionalmente a través de su EP debut Brains (Hidden Track Records, 2020). La joven barcelonesa además ha contado para su primer paso discográfico con la colaboración a la producción y la grabación de Ferran Palau e Ildefonso Alonso (El Petit de Cal Eril, Valentina & The Electric Post) respectivamente.

Arranca el trabajo la delicada "Fun", prácticamente acústica, con voz y guitarra como máximos protagonistas. A partir de la mitad del tema unos sutiles sintes y batería se unen para acabar de enmarcar la nostalgia por un amor que con la perspectiva que da el tiempo parece que no lo fuera tanto. 

Dice Carlota que escribió la pizpireta "Generation of the young flesh" después de que le hicieran "ghosting". Una canción donde se expone gran parte del contexto donde una joven debe lidiar con lo cotidiano, en un mundo tan globalizado tecnológica y emocionalmente. Es el primer single del EP, su carta de presentación, con un colorido y dinámico videoclip realizado por Carles Pons y que insertamos al final de la página.

El trabajo de Ferran Palau a la producción se hace más que evidente en el corte titular "Brains" con esa languidez marca de la casa que tanto nos encandila, maravilloso. Cerrando el EP nos sobreviene la bella y emotiva "Thanksgiving song". No podía tener otro título, un "dar las gracias" por el amor fraternal e incondicional, por ese que sabes que siempre estará allí cuando lo necesites. Corte elevado a la mínima expresión, con sólo el teclado acompañando la voz de Carlota que se muestra en todo su esplendor, confirmando que, tanto su afinación como su nivel de sugestión, es para tener muy en cuenta.

lunes, 4 de enero de 2021

MATT BERNINGER - "Serpentine Prison" (Caroline International / Music As Usual 2020)

MATT BERNINGER, frontman de THE NATIONAL, debuta en formato largo con Serpentine Prison (Caroline International / Music As Usual 2020). Rezuma a mucho de lo que ha propuesto su banda en los últimos tiempos, lo que pasa es que el de Ohio en esta ocasión ha explorado, si aún era posible, terrenos más delicados, íntimos y reflexivos. El resultado no puede ser más reconfortante, con la voz de Matt más afinada y contenida que nunca, ejerciendo de crooner de las vicisitudes que uno se va encontrando llegando ya a cierta edad, bordeando la cincuentena para ser más exactos: desaliento, incomprensión, soledad... En conjunto, un álbum con fuerte carga melancólica plagado de baladas y medios tiempos de estructura pop, con intensa aureola blues impregnando su evocadora escucha. 

Producido por el mítico instrumentista, compositor, productor y arreglista Booker T. Jones, el mismo que también produjo el álbum que más gustaba al padre de Matt, Stardust (1978), del no menos legendario cantante country Willie Nelson. Con ese dato se cierra el círculo antesala de lo que ha sido la gestación de Serpentine Prison. Un trabajo que, aunque en los créditos dedica a su madrina y a un profesor de la época de colegio, irremediablemente contiene una profunda conexión con su padre.

Berninger explica: "Le envié (a mi amigo y colaborador Booker T. Jones) algunas grabaciones preliminares de los temas en los que había comenzado a trabajar con algunos viejos amigos, incluidas las canciones 'Serpentine Prison' y 'Distant Axis'. Booker respondió a esas demos de inmediato y me animó a seguir escribiendo y profundizando en ellas. Seis meses después teníamos doce canciones y siete portadas. Todos con los que había estado trabajando en estas canciones vinieron a Venice, CA, y lo grabamos todo en 14 días ".

Foto: Chantal Anderson

MATT BERNINGER ha contado para el álbum con un elenco de grandes colaboradores: Matt Barrick (The Walkmen), Andrew Bird, Mike Brewer, Hayden Desser, Scott Devendorf (The National), Gail Ann Dorsey (David Bowie y Lenny Kravitz), Teddy Jones, Brent Knopf (El VY, Menomena), Ben Lanz (The National, Beirut), Walter Martin (The Walkmen), Sean O’Brien, Mickey Raphael (Willie Nelson, Bob Dylan) y Harrison Whitford (Phoebe Bridgers).

El tridente con el que se abre el disco es incontestable. La sugestiva "My Eyes Are T-Shirts"; la sobrecogedora "Distant Axis", con un conmovedor estribillo que tanto puede rematarte como extasiarte;  y "One More Second" (videoclip con un Matt desatado a final de página). Aquí el dolor por la pérdida del amor se convierte en pura belleza, tanto lírica como melódica. El remate al piano del estribillo junto al órgano hammond de Booker es soberbio, por destacar algo en especial en medio de tanta maravilla.

Foto: Chantal Anderson

Entramos en modo blusero con la estimulante "Loved So Little" para continuar circulando por el mismo terreno sureño en "Silver Springs", esta vez el acompañamiento vocal de  Gail Ann Dorsey (bajista y coros con David Bowie y Lenny Kravitz) vistiendo de seda su inquietante lírica.

La desgarradora "Oh Dearie" con la depresión bien palpable. Un luminoso riff de arpegios guitarreros junto al violín y un vaporoso piano pretenden endulzar su apesadumbrada letra. ¿Lo conseguirán?

"Take Me Out of Town", bella pese a tratarse de un grito de desesperación ante una soledad que se resiste en asumirse como propia. El piano junto a los vientos parecen reivindicarse como los más leales cómplices y compañeros. 

Encaramos el tramo final del álbum con la coqueta de corte acústico "Collar Of Your Shirt" y un violín que a partir del segundo minuto se apodera de la situación abrazando las notas más altas de Matt en todo el disco, conformando un dueto mágico. Luego ya la complicidad del hammond y la ténue batería tocada con el cepillo ponen la guinda.