Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 12 de octubre de 2020

PAU VALLVÉ - "La Vida és Ara" (autoeditado, 2020)

PAU VALLVÉ es un artista de amplio recorrido en sus espaldas con más de 20 años de experiencia forjada en varios proyectos solistas; como instrumentista de acompañamiento en directos, compositor de bandas sonoras y productor de otros artistas. Con su nombre y apellido La Vida és Ara (2020) es su séptimo álbum de estudio y alberga suficientes cambios en su haber como para que él mismo confirme que nos encontramos ante el principio de una nueva etapa.

Si la música de Pau siempre es un reflejo de su estado de ánimo, vivencias y momentos, La Vida és Ara sería como un "ver tu vida pasar en un instante", o para ser más exactos, en 40 minutos.

El álbum fue grabado íntegramente por el artista durante el confinamiento. Se separó de su pareja pocos días antes de declararse el Estado de Alarma y se trasladó, en principio por unos días, a su estudio donde le pilló el aislamiento forzoso. Allí se quedó sin poder salir 75 días. Con este panorama  monástico por delante qué mejor que crear un disco. Pau aprovecho para repasar sus experiencias, clasificarlas y dejar salir a su yo más reflexivo, si aún se podía, serenamente y con la "distancia de seguridad" que da la madurez.

Es el álbum más ligero de equipaje del catalán, con caja de ritmos, una guitarra y su voz. Como mucho en algún momento se suma al "petit comité" instrumental un bajo y el teclado. Así se nos muestra, despojado de artificios y postureos, renovado, sin auto-censuras ni puertas al campo. 

La Vida és Ara empieza con el desamor como protagonista con "Buguenvíl.lies" y "Èpoques Glorioses". La primera redundante en su evolución, con ese animoso loop de palmoteo junto a un cadencioso riff guitarrero, como pretendiendo difuminar el poso amargo de la separación. La segunda delicada, etérea, resultando incluso reconfortante, invitándote a quedarte con lo mejor del recuerdo.

Foto de Claudia Serrahima

"Mori l'odi" es algo así como una segunda parte del "Avui l'únic que vull" del Abisme cavall hivern primavera i tornar (2017). En esta ocasión, la más pop y accesible de primeras del conjunto, toma forma de alegato para el empoderamiento del oprimido. Para ello, indice, el abandono del individualismo no sería mal asunto.

Llega la canción que da nombre al álbum y con ella uno de los momentos más álgidos a nivel interpelativo. "La Vida és Ara" lo dice todo con su título, ¡hay que vivirla ya! Al igual que la canción, debe disfrutarse pero sin prisas, degustándola, como bien concluye: <<no hi ha res més al final>>. Ese simpático loop a modo de hilo musical del juego vintage 80's Simon como base, junto a unos plácidos rasgueos guitarreros y cálidas notas del sinte como colofón a una canción maravillosa. Una muestra del nuevo modus operandi de PAU VALLVÉ, haciendo caso al dicho: "el mejor perfume viene en frasco pequeño".

"Què va, què va" es la primera sorpresa del álbum al tratarse de una cálida bossa-nova, estilo inédito hasta la fecha en el haber de Pau con su proyecto más personal. Los versos finales son toda una declaración de intenciones: <<Si ara em fessin tornar i refer tots aquests anys ho faria de nou exactament igual però ho faria disfrutant>>.

En la blusera "Gaseles i el mar" aparece el desgarro característico en la voz de Pau, un elemento marca de la casa y actualmente casi inédito en esta nueva filosofía compositiva que parece haber adoptado el artista. Ahora miramos al futuro con ilusión, armados de cambios en hábitos y costumbres. 

Foto de Tina Riera (Atthina)

"Sant Grial", la más breve del álbum con su minuto y medio de duración para reflexionar sobre esa especie de inmortalidad que adquiere un artista al dejar como legado su obra. Nos da paso a la segunda sorpresa que contiene La Vida és Ara, el bolero "Com troncs baixant pel riu". Un melancólico y bello repaso de la vida, desde que asomas la cabeza hasta que te consumes.

"Copiar / pegar", con su lánguido tempo solo alterado sutilmente por ese solo de guitarra en su ecuador, evidenciando que todo el mundo se cree con poder para aleccionar, aunque luego no se apliquen el cuento para si mismos.

Vamos a por un nuevo mañana, a por lo que nos quede y con todo. "Magranes" nos invita a ello, no rítmicamente, ya que seguimos gravitando por atmósferas plácidas, pero si con su alentadora lírica: << Desperto, ja està / Diumenge ha acabat / Adéu a aquests anys i ara endavant>>.

"Mai més vull estar enfadat", ¿y es que para qué? Pau reclama el estar contento como elemento indispensable para encarar la vida. Lo hace de manera encantadora y con la alineación titular del álbum: una caja de ritmos como base, ligeros acordes de guitarra y su voz. Bueno, no es del todo certero el comentario, en esta ocasión nos hemos dejado por mencionar el apoyo de un silbido. Con qué poco se puede embelesar al oyente, algo que parece tan sencillo pero en verdad está al alcance de bien pocos.

Encaramos el dueto final de temas. Primero con "Suposo que això és fer-se gran" mostrando la visión sosegada de lo que va aconteciendo que te da la madurez, asimilando resignadamente que aunque has rebajado notablemente el nivel de intensidad en la respuesta ante los problemas, también ha menguado tu capacidad de entusiasmo e ilusión por las cosas. Con el cierre "Tothom vol ser feliç" unos tiernos acordes de guitarra nos muestran el camino hacia la luz, con la esperanza de que todo va a ir bien. Crucemos los dedos.

PAU VALLVÉ, aunque siempre autoproducido y abanderado del DIY, no ha sido hasta la llegada de este álbum cuando se nos muestra 100% de acorde consigo mismo. El resultado no ha podido ser más satisfactorio. ¡Bravo, Pau!

 Gózalo con La Vida és Ara >



No te pierdas alguno de sus próximos conciertos, toda la programación en su web.

Sigue a PAU VALLVÉ en la red>

  



No hay comentarios :

Publicar un comentario