Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 26 de octubre de 2020

"Un Documental al Grupo Equivocado" (La Historia de WILLY SPECTOR Y LOS FATUS)

El cineasta Miguel Velilla fue un universitario en Barcelona que coincidió en la residencia de estudiantes con dos oscenses (Guillermo Bruno y Eugenio Ramo), haciendo tan buenas migas como para posteriormente compartir piso durante tres años. Es entonces, hacia 2004 y sin pretenderlo, cuando empieza la gestación de Un Documental al Grupo Equivocado (La Historia de WILLY SPECTOR Y LOS FATUS).

El trabajo muestra durante diez años las penurias, conciertos, juergas, resacas... y fundamentalmente las relaciones interpersonales de los componentes de la banda WILLY SPECTOR Y LOS FATUS, ante todo un grupo de amigos. Se ve como van madurando musicalmente así como con las experiencias de la vida. Durante su metraje Miguel, además de detrás de la cámara, se intuye como un miembro más del grupo. 

La película resulta entretenida y divertida, con momentos incluso delirantes, aunque un poso agridulce siempre ande pululando por ahí. Las pasan canutas pero el ánimo y ganas de pasarlo bien no decae.

Miguel primero estudió Odontología, después en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Catalunya y posteriormente un master en la London Film School de Londres. Su vocación fílmica parece que va ganando el pulso laboral a la médica ya que viene siendo su ocupación desde hace una década. Un Documental al Grupo Equivocado ha pasado ya por varios festivales seleccionado para concurso como en el Portobello Film Festival de Londres. A pie de página tienes su tráiler.

Al igual que le pasó al director del documental, WILLY SPECTOR Y LOS FATUS luchan por su gran pasión, en este caso abrirse camino en el complejo y espinoso mundo de la música. El mensaje queda claro en el cartel publicitario: <<Hay cerca de 65.000 bandas en España. Menos de un 1% van a conseguir vivir de la música. Esta película es para el 99% restante>>.


Hay que encajar lo que en principio empieza como un hobby con los estudios y la subsistencia del día a día. En el caso que nos ocupa los miembros de la banda tienen oficios tan diversos como arquitecto, médico, diseñador gráfico, profesor... aunque la esperanza de llegar a vivir de la música siempre está latente. ¿Quién no desearía hacer lo que realmente le gusta, progresar y llegar a percibir lo suficiente como para poder centrarte al 100% en ello?

El pasado jueves 22/10/20 se estrenó Un Documental al Grupo Equivocado en la plataforma Filmin, puedes verlo en el siguiente enlace. Puedes comprobar todo el espléndido trabajo de Miguel Velilla como realizador en su web.

Yendo hacia el aspecto puramente musical WILLY SPECTOR Y LOS FATUS no son sólo un grupo de descerebrados irreverentes, descarados y soñadores, que también; además son una banda con originalidad y talento a raudales. Su sonido contiene gran poso bailable o más bien brincable, con reminiscencias de gente como LCD Soundsystem o sobre todo Happy Mondays (de hecho Eugenio fue durante muchos años su "Bez" particular con la pandereta), junto a una actitud desaliñada bordeando el punk, bien palpable en sus directos.

lunes, 19 de octubre de 2020

PUMUKY - "Castillo Interior" EP (Keroxen, 2020)

PUMUKY están de vuelta con el EP Castillo Interior (Keroxen, 2020), dónde los hermanos Jaír y Noé Ramírez han volcado en 4 canciones los desasosiegos acumulados durante los últimos tiempos. Toda una invitación a penetrar en su guarida, en este caso castillo, habitada por enfermiza belleza.

Un lustro después del lanzamiento de su anterior álbum Jústicia Poética (Jabalina Música, 2015) la banda canaria, actualmente dúo, se ha adaptado a las nuevas circunstancias, tanto personales como globales, cambiando la batería por caja de ritmos y empoderando a las programaciones como recurso imprescindible en sus composiciones. A pesar de que en parte deriven instrumentalmente hacia lo "sintético", no han disminuido ni un ápice su nivel de sugestión y sensibilidad sonora. Incluso me atrevería a ratificar que en este nuevo trabajo alcanzan nuevas cotas de delirio emocional, bordeando el éxtasis. 

El tema titular "Castillo Interior" abre la veda con un loop electrónico de base; la voz de Jaír, quebrándose intermitentemente, una constante acentuada en el EP; guitarras distantes pero determinantes y un desarrollo reiterativo, sutilmente in crescendo, armando un corte enorme.

Si contextualizar siempre viene bien en el caso de PUMUKY se hace indispensable. Como en el segundo corte de Castillo Interior, "Pandroginia". Nombre del proyecto que llevó a cabo la artista y escritora transgénero británica Genesis Breyer P-Orridge, fallecida precisamente en este tenebroso 2020, con su segunda esposa, la también artista Jaqueline Breyer (Lady Jaye). El proceso iniciado en 1993 pretendía, a partir una serie de modificaciones corporales, terminar pareciendo gemelas.​ Al poco tiempo, ambas comenzaron a usar el nombre «Breyer P-Orridge» y a hablar de sí mismas en plural, simbolizando que uno siempre está en el otro. 

Foto de Zhana Yordanova

"Pandroginia" (videoclip de Murciano Total insertado a final de página) representa esta especie de delirio fusionista estético/pasional con desgarradores versos como: <<Así que ahora me arrancaré estas cadenas que ya eran de piel. No atenderé a ninguna razón. Ya no quiero escuchar nada de lo que me digan. Miembros en fusión hasta ser indistinguibles. Si estoy contigo el mundo ya puede arder>>. Una evolución que de lánguida deriva por momentos hacia un leve drum and bass, vistiendo de seda una canción estremecedora.

Llega "Realidades aumentadas" y con ella otro clásico en el haber de PUMUKY. Una evasión de la realidad, un intento por esquivarla, cuánto de necesario es y más aún en el momento actual que nos toca vivir: <<En mi cabeza ya nada separa lo real de lo que imagino. Estoy sentado aquí y a la vez en otro sitio. En sentido contrario conduciendo, acelerando hasta deformar el tiempo. Retroceder a la casilla de salida; recuperar al fin las riendas de mi vida. Ahora creo en otro tipo de mentiras. Delirio brutalista para quemar los días>>. 

"Doppelgänger" cierra el trabajo creando un ambiente angustioso, casi irrespirable. Este vocablo alemán se utiliza para designar al doble de una persona, comúnmente en referencia a una especie de gemelo malvado o fantasmal, con aureola de mal fario. Pues PUMUKY se lo toma al pie de la letra, con una bruma sonora de sintes y caja de ritmos que primero te abrazan, fuerte, para luego con ayuda de las guitarras asfixiarte. Eso si, hermosamente.