Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 13 de julio de 2020

MIST3RFLY - "Vórtice" (Flor y Nata Records, 2020)

Dícese "Vórtice" al remolino de viento o aire que avanza rápidamente y levanta a su paso polvo o materias poco pesadas. MIST3RFLY ha mutado en este fenómeno atmósférico para poder sobrellevar la cuarentena motivada por el maldito Covid-19. La tolvanera resultante de tal tremendo álbum aún no disipa, ni se espera.
  
Vórtice (Flor y Nata Records, 2020) parece un velado homenaje al abanico de bandas que inspiran al artista sevillano. Empezando por la portada, a medio camino entre la del The Man-Machine (1978) de Kraftwerk That Total Age (1987) de Nitzer Ebb. Yendo más allá; se trata de álbumes que si juntamos sus decenas resultan capicúas y el contenido del nuevo trabajo de MIST3RFLY recoge, en su mayoría, influencias de gente que bien podrían haber gestado sus mejores trabajos entre las dos fechas. ¿Inquietante deducción o absurda elucubración? Ahí lo dejo.

Vórtice arranca con el arrebatador trance del dueto de ases formado por "Complex" y "Max Hyper Boom". Un inicio EDM a modo de subidón monumental desde el minuto 0.

MIST3RFLY nunca ha disimulado sus influencias, al contrario, toda una lección de honestidad por su parte. Podemos adivinar la de los propios Nitzer Ebb en los pelotazos "Alexanderplatz" (videoclip al final del post) y "Lass Uns Gehen", esta última con la voz de Santi Rex (Niños del Brasil). Y las dos más evidentes; D.A.F. con la versión de su aclamado "Der Mussolini", lo que sirve de homenaje a su cantante Gabi Delgado que nos abandonó este 2020 junto al líder de Kraftwerk, con su elegía en el corte que cierra el trabajo, "Florian Schneider".


Otro momento álgido del álbum es el adictivo dark-wave de "Confined", transmitiendo angustia desde la pista de baile, resulta casi imposible no contornearse tras darle al play.

Para darle de comer a parte la maravillosamente rocambolesca "Wonita Poison", dedicada a su ciudad natal, Sevilla. MIST3RFLY por cosas como esta demuestra que sus más de 30 años de carrera lo avalan y de qué manera. ¿Cómo se puede hermanar a la más grande de España con el techno de otro grande, en este caso un francés? Pues bien, cogiendo la intro de "Muera el Amor" de Rocío Jurado como base y sampleando el trozo vocal del <<veneno, veneno>>; añadiendo un desarrollo de regio trance y culminando con un ambient que bien querría firmar un Jean Michel Jarre recuperado de forma. MIST3RFLY eres un mago, el Gandalf de la electrónica patria.

lunes, 6 de julio de 2020

CHUCHO - "Corazón Roto y Brillante" (Intromúsica Records, 2020)

CHUCHO vuelve tras el aclamado Los Años Luz (I*M Records, 2016) con el no menos espléndido Corazón Roto y Brillante (Intromúsica Records, 2020). Un álbum agrio, con el fantasma de la ruptura sentimental adueñándose del metraje y un ejercicio de inconformismo en busca del propio resurgimiento o simplemente la supervivencia. Hay dolor, incluso angustia, pero también un atisbo de luz al final del tunel y mucho humor,  del negro. El símbolo del desfibrilador es protagonista de la portada del disco, podría ser como metáfora de la esperanza para una recuperación cardíaca. Obra de la diseñadora albaceteña Ana Cuevas, habitual colaboradora en el arte de la banda.

El incombustible Fernando Alfaro junto a Juan Carlos Rodríguez y Javier Fernández arrancan el álbum con el corte titular, vigorosa sinopsis de una relación de la mano de un certero power-pop. Aunque el desenlace de la historia no fuera demasiado positivo su ritmo transmite energía y luminosidad a partes iguales.

Nos llega un marcado sabor a western con la batería trotona de "Sombra Lunar" y esos acordes guitarreros que piden a gritos una visita al saloon de turno para meternos entre cuerpo y espalda unos buenos bourbons, o directamente ese "combinado" al que se hace referencia en su letra. Cambio de tercio con "La Ambulancia y el Doctor" y esa mezcla entre elegante soul y duduá, resultando un corte la mar de deleitoso pese a la carga de reproche que retransmite.

La delirante "Yoga Love" (videoclip protagonizado por Aníbal Gómez al final del post) es otro de los momentos álgidos del trabajo. Un oasis de bonanza con esos sintes juguetones abrazando una lírica ocurrente y socarrona: <<...y siempre después de mi puto trabajo entre el precariado y el voluntariado, con la tragedia a medio poner, a clase de yoga una y otra vez, y me estiraba hasta lo imposible y aún así no alcanzaba, nunca fui muy flexible, me retorcía hasta lo imposible, en clase de yoga una y otra vez por amor...>>

La enorme "La Carretera de la Costa", con el certero acelerón en el puente rumbo hacia el popero estribillo y paradiña instrumental de apenas 15" rondando el segundo minuto. Esos coros como dando el chivatazo de que algo más está a punto de llegar y wualá, toma sorprendente cambio en el minuto 3:14" derivando en cálido final, bordeando el reggae. Pedazo guinda para un pastel que es puro delicatessen.


"La Feria Animal", blusera durante su estrofa y pseudo-jotera en su estribillo de acorde a lo rústico de su título. Ah y además contiene remate electrizante incluido, ante nosotros un corte tan inclasificable como embriagador.

Aires rockabillys inundan la estancia en "Hoamm", aunque el motivo siga siendo la separación sentimental, leitmotiv de todo el trabajo, su lírica es tan disparatada que no puedes evitar esbozar una media sonrisa durante su escucha. La inquietante "Vals del Trueno", turbadora sobretodo por el marcado contraste entre la música y la letra. Los jocosos coros rematan la faena.

Una tenue americana asoma la cabeza con "Espalda Brillante" y su hipnótica base explotando a intervalos en solos desbocados guitarreros, hasta que alcanza el cénit con sus rasgueos perpetuos finales. La aparente balada del conjunto las encontramos en "Agente Sebso", aunque en el estribillo se quite la careta para acabar en el puente final reivindicando una vez más el carácter ácido del trabajo.  

El ambiente está bastante cargado, necesitamos coger aire y una canción tan naive y encantadora como "Agujetas" nos viene como anillo al dedo. No llega a los dos minutos pero son rematadamente balsámicos.