Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 30 de noviembre de 2020

UNIFORMS - "Fantasía Moral" (Oso Polita, 2020)

UNIFORMS llevan como banda sólo desde el 2017 pero no han podido aprovechar mejor el tiempo. Con la publicación de un notable primer álbum en 2018 Polara (Oso Polita), presencia en festivales como BIME, Monkey Week, Tomavistas, Bilbao BBK Live, Madrid Es Ruido o Ebrovisión y ahora culminando con su segundo álbum, el espectacular Fantasía Moral (Oso Polita, 2020).

El cuarteto andaluz sigue desplegando su descomunal arsenal noise, shoegaze y dream-pop, mostrando en el presente una madurez inusual en una banda con tan poco recorrido temporal.

Natalia Spingel (guitarra y voz), Pan Castellano (batería) Annie Ruiz (sintes) y Willy Castellano al bajo y a la excelente producción, van saltando del inglés al castellano para expresar sus inquietudes sobre la deriva de la sociedad actual y el encaje del ser humano como individuo partícipe de ella.

Arranca Fantasía Moral con la lisérgica "Semana Satán", cinco minutos donde el dream-pop y el noise van forcejeando hasta que gana... el oyente. Una estrofa de sintes vaporosos dando paso a unas primeras notas de guitarra presentando la voz. Mientras la batería agazapada va marcando el ritmo junto a un cómplice bajo, hasta que de repente estallan las guitarras y entra el ruidismo a saco en una especie de explosivo estribillo interminable. Por si no tuviéramos bastante unos coros a modo de fanfarrias nos conducen al remanso de paz que es su medio minuto final. 

"Brazil" es otra maravilla, con una extensa intro de rasgueos guitarreros marcando el camino hasta que una batería de sintes se incorporan a la fiesta. Entra la estrofa y luego vuelven las notas preliminares para enmarcar el estribillo. Parada hacia el tercer minuto para coger aire y ya hasta su ocaso sin frenos. Todo ligado con una letra tan escueta como lapidaria: <<No vendrán, no sabrán. Nadie escuchará, nadie acudirá. No podrán, no querrán. Nos destrozarán, nos olvidarán>>.

Foto de Jorge Alcalde


























Con "Serena" empezamos a rebajar el nivel de intensidad, después con "Casi Famosas" lo confirmaremos. En la primera seguimos con un nivel de inquietud medio/alto por su lírica, luego, aunque sus guitarras quieran rebelarse en el estribillo, en su globalidad aguanta calmosa, emulando su título.

"Casi Famosas" es un himno pop, luminosa hasta el destello, aunque para contrarrestar fuerte, así son UNIFORMS, le hayan montado un videoclip (lo tienes al final de la página) que para verlo casi hay que plastificar tu entorno. Salpica, no te digo más.

La sugerente "One Hit Wonder (Cheni's Song)" con un marcial poso kraut agrandando si se puede su halo de salvajismo. Aquí Natalia más que cantar, sentencia. Cuando de repente, llega la delicada "U Found Me" y con ella subimos al cielo, nos derretimos mientras nos amamos, tanto a nivel de piel como a través de su escucha, con esas volátiles guitarras que acentúan su presencia cuando más se las necesita, para recogerse, también cuando toca, junto a unas balsámicas notas de sintes. Por si no tuvieramos suficiente goce ante tal arsenal dream-pop de altos vuelos, culminan con "Sunflower Sea Star" que nos teletransporta a los Cocteau Twins del Blue Bell Knoll (1988). Con la colaboración de Martes Niebla.

Foto de Jorge Alcalde


























Encaramos el trío final de cortes de Fantasía Moral con la sugestiva "Selvas en Llamas". Su hipnótica percusión marca el camino a los densos sintes y paliativas guitarras. Los jadeos, entre ingrávidos y fantasmales, coronan la cima. El medio tiempo "Eugenesia", turbadora en su lírica colisionando frontalmente con lo afable de su sonido. El remate instrumental, magnético, con minuto y medio de psicodélico loop electrónico junto a unos sutiles platillos adheridos a las guitarras nebulosas marca de la casa.

lunes, 23 de noviembre de 2020

MUJERES - "Siento Muerte" (Sonido Muchacho, 2020)

Los pinos tienen una estrategia para protegerse de los incendios, producir piñas. Éstas estallan al sentir el fuego y dispersan sus piñones para que, una vez extinguido, puedan renacer en un terreno despejado y rico en nutrientes. La metáfora nos viene fenomenal para lo que transmite el nuevo álbum de los barceloneses MUJERES, a través de la portada del fantástico Siento Muerte (Sonido Muchacho, 2020). El trío se muestra fogoso y enérgico como siempre, pero esta vez con una mayor afectación de la melodía. Como resultado estamos ante el álbum más completo, maduro, brutal, de su década de carrera. 

Garage-punk, power-pop, revisión contemporánea de la música beat... son algunas de las piezas bien engrasadas que arman la maquinaria sonora de MUJERES. En su quinto álbum de estudio siguen la estela marcada por el EP que lanzaron el año pasado Romance Romántico (Sonido Muchacho). Bueno, de hecho ya sentaron las bases de lo que sería su mejor álbum, el presente, con el anterior Un Sentimiento Importante (Sonido Muchacho, 2017), confirmando el castellano como idioma de expresión único e inyectando un plus de poderío armónico a sus composiciones. 

Pol, Yago, y Arnau le cantan al desamor en el binomio arranque de álbum, las enormes "Tú y Yo" y "Besos", con demoledores versos en la primera, power-pop guitarrero de quilates: <<Otra vez estoy ahí de vuelta a tu corazón. Una llama que prendió toda la habitación. Quiero llegar a casa y que nunca estés en el mismo lugar.>> Y en la segunda, más cercana al rockabilly: <<Besos, tienes mil besos, pero mujer por qué nunca has querido el mío. Si te digo la verdad ya no puedo entender ni la mitad de lo que sale de tu boca, mujer dime donde está el mío.>>


Seguimos con ritmos de batería trepidantes en la también sureña "Cae la Noche" (videoclip insertado al final de la página), un intento desesperado por salir del atolladero, por resurgir de las cenizas, como con la piña que mencionábamos al principio del artículo. Parece que finalmente si que vamos a salir victoriosos, al menos eso parece indicar "A Veces Golpes", esta vez a ritmo de du duá.

"Un Gesto Brillante" empieza lánguida pero es un espejismo, enseguida se encabrita como cogiendo carrerilla para huir de la relación tóxica a la que se hace referencia. Se menciona por primera vez el título del álbum y es que el peligro es real y hay que poner pies en polvorosa ya.

No dejamos de lado la intensidad sentimental ya que aparece "Auténtico Colapso" y con ella una lírica lapidaria en su estribillo que lo dice todo: <<Un destello brilla, ilumina el alba y colapsa el cielo. No dejará nada tras de sí, no quedará nada más aquí>>. Todo ello vestido de ritmos rocanroleros de aquellos que vienen de gusto acompañar con birra en mano y un cadencioso chasqueo de dedos. 

Llegó "El Momento Exacto", el de la inmunidad ante lo perverso, el del ahora o nunca, es tu oportunidad. ¿La vas a desperdiciar? El brillante cambio hacia el mitad del tema solo hace que animarte aún más a dar el salto.


El medio tiempo "Todo Bien", la más extensa del conjunto con sus 4:26". Es a la vez la de estructura menos convencional; no hay estribillo, sólo una culminación de estrofa en forma de riff de guitarra secundado por el bajo para conducirnos finalmente hacia un desenlace a partir de su mitad, como una segunda parte. El título es irónico, lo que sucede cuando uno entra en un bucle autodestructivo.

viernes, 20 de noviembre de 2020

PRESUMIDO nos avanzan la Navidad con "Volveremos a Brindar"

¡Ya tenemos el primer regalo de Navidad! Tarci Ávila y Nacho Dafonte, oseasé PRESUMIDO, siguen a lo suyo, haciendo canciones que de tan redondas podrían perfectamente convertirse en bolas navideñas, decorando un árbol que en este año se erigirá como símbolo de esperanza.

Sus dos anteriores singles publicados durante este aciago 2020, "Encerrados" y "No Apareces", tenían fuerte componente pandémico. El primero, su nombre lo delata, puras emociones acumuladas durante el confinamiento. El segundo, una supuesta vuelta a la normalidad, con sus penurias sentimentales incluidas de serie. 

El remate a esta especie de Trilogía Patógena es la dulce y emotiva "Volveremos a Brindar". Si sus dos precedentes tenían la melancolía como bandera, ahora la nostalgia nos invade por quienes ya no se encuentran entre nosotros. Una canción puramente navideña, cascabeles incluidos, Navidad que se aproxima incierta como son los tiempos que nos toca sobrevivir. Nos quedamos con esa media sonrisa que nos dejan los buenos recuerdos compartidos con los que ya no están, siempre los tendemos en nuestra memoria. ¡La copa alzada, va por ellos!  




Sigue a PRESUMIDO en la red >


lunes, 16 de noviembre de 2020

DANIEL LUMBRERAS - "Cinematic" (Hidden Track Records, 2020)

El diseñador, pintor y músico DANIEL LUMBRERAS ya tiene tercer álbum en su haber con Cinematic (Hidden Track Records, 2020). Un binomio acústico perfectamente engrasado con voz y guitarra. En su caso el canto es directamente un segundo instrumento al basar su lírica en fonemas o mejor dicho, canjear la letra por sonidos que va improvisando sobre la marcha, según le vaya demandando la melodía en cada lugar y momento.

Un álbum nacido en medio del confinamiento como necesidad de válvula de escape, aunque no fuera la música la primera opción que eligiera para evadirse. Empezó a ver la luz a través del cine y una película en especial, Retrato de una mujer en llamas (2019). Después de su visionado se puso a tocar la guitarra y de ahí salió la canción que abre el álbum "Héloïse", el nombre de una de las dos protagonistas de la cinta. A partir de entonces después de cada película que veía plasmaba en música la sensibilidad que le transmitía. El resultado son trece canciones rebosantes de delicadeza y emotividad.


Momentos colmados de belleza y exquisitez melódica con "Premier", "Thelma" (mi favorita), "Bodevan", Alekséi, Szarvas o Bakary. Otros más vivarachos con "Surf  Twist", "Red Army" o "Sanzala". Una instrumental "Les Matins" o mejor dicho en el caso de Daniel, corte donde se prescinde de la voz humana con la bucólica compañía de pajarillos y campanas de Iglesia. El du duá acapella de "Totó" y una sugestiva mezcla entre canto gregoriano y tribal con "Hildegard".

Cinematic necesita, al igual que transmite su contenido, una escucha reposada, para poder así saborear sus matices y tonalidades, que pese a que el artista desnude su propuesta originariamente folk, de haberlos haylos. Hazte con el álbum aquí.
 
DANIEL LUMBRERAS estará presentando Cinematic el próximo 9 de diciembre en la Sala Apolo de Barcelona. Le acompañarán Nacho Casado y Alberto Montero que también presentarán sus nuevos trabajos. Entradas aquí.

Disfruta, con o sin palomitas, del Cinematic de DANIEL LUMBRERAS >

Vamos a hacer un breve repaso de por dónde ha tenido que pasar DANIEL LUMBRERAS hasta poder empezar una carrera como músico, su historia vale la pena. Estuvo en las típicas bandas de universidad, se hicieron conciertos, se ganaron concursos de maquetas pero la cosa quedó aparcada con la irrupción de la pintura. Los últimos años de universidad (se licenció en diseño gráfico, Bellas Artes y tiene un máster en Arte Contemporáneo) volvió a retomar la música influenciado por amigos músicos del barrio de Gràcia. Cuando llegó el momento de reinventarse, al quedarse sin cuadros y sin dinero, siguiendo el ejemplo de algunos colegas cantautores, se lanzó a la calle. El dinero más rápido que podía conseguir era tocando en el Parque Güell para los turistas y paseantes. Enseguida comenzó a tocar en los bares del barrio de Gràcia, sobre todo en el Astrolabi, en el Ciclista, el Musical María o el Alfa. Fue en el Astrolabi donde el escritor Francesc Miralles se quedó prendado de su música. Tal fue así, que incluyó a Daniel como un personaje de la novela que estaba escribiendo, le compró dos cuadros de los pocos que le quedaban, y le produjo un EP de siete canciones. Los mecenas existen. Gracias a la ayuda de Francesc, Daniel pudo abandonar la calle y centrarse en su carrera musical.

lunes, 9 de noviembre de 2020

TERRY VS. TORI - "Heathers" (El Genio Equivocado, 2020)

La cantante y guitarrista Erica Pender, el guitarrista Manuel Jiménez, el bajista José Prieto y el baterista Pablo González forman TERRY VS. TORI. Una banda sevillana que llevan desde el verano de 2016 en activo con una progresión y proyección meteórica, tanto estatal como internacional. Con dos EP's publicados, Terry Vs Tori (2016) y Leap Day (2017), llevándose a la crítica de calle, pasando en 2018 por festivales como el FIB Benicàssim, DCODE o el SXSW de Austin (Texas) y como guinda realizando una estupenda versión del "Love Galore" de la cantante estadounidense de neo-soul SZA. 

Durante el año pasado ya fueron avanzando retales de lo que tenía que ser su debut en formato largo y así siguieron en 2020 hasta que finalmente el 30 de octubre llegó Heathers (El Genio Equivocado). Sabíamos del potencial del álbum por sus anticipos pero una vez oído en su totalidad, no sólo confirmamos sus posibilidades, sino que no tenemos más remedio que caer rendidos a sus pies.

Estilísticamente estamos ante un pop luminoso, con gran protagonismo de las guitarras vistiendo unas letras que se debaten entre la melancolía y la nostalgia, más las dudas existenciales que van surgiendo en el día a día.

Diez canciones que son diez soles, empezando por el arranque "Keepsake Box" y ese delicado jangle-pop al que en esta ocasión a las guitarras se le agrega un aliado potente, un tremendo bajo timonel de su evolución. Seguimos en la misma línea de guitarras sutilmente juguetonas con el medio tiempo "Psychic Reader" y así será durante el primer cuarteto de cortes. Rondando el segundo minuto surge un cambio de dirección maravilloso, uno de aquellos indicadores que pueden confirmar, por si hubiera duda, que estamos ante una banda enorme.

"Chambré" es un puro amor de tema y eso que la letra no deja de ser un tanto apesadumbrada. La certera parada hacia el minuto 2:18" y ese bajo que se planta delante de la guitarra como queriendo reivindicarse, conformando un final de corte para enmarcar. 

Foto de José Carlos Luna














La nostálgica "Ohio Blue Tips" contrastando con un ritmo retozón en su estrofa acabando por explotar en un sorprendente tramo final de guitarras encabritadas.

El dream-pop entra majestuosamente en acción con "Braille" y su cascada de vaporosos sintes provocando que la escucha sea una auténtica gozada para tus sentidos. Le sigue la agridulce "Driving Fast", quizás la más inquietante en cuanto a la lírica en contraste con esa neblina evocadora tan marca de la casa de los sevillanos. 

"Magic Hour" es otro de los hits que contiene Heathers, inmediato, con ese idilio entre vivarachas guitarras y bajo percutor echando chispas de puro frenesí. 

Entramos en el tramo final del álbum con la encantadora "Cascais" a dos voces junto a Foliage (el proyecto en solitario del artista californiano Manuel Joseph Walker). Le sigue la exquisita "Parallel Lines", transmitiendo placidez pese a su titubeante letra. Y cerrando el trabajo nos encontramos con el fino tema titular "Heathers".

lunes, 2 de noviembre de 2020

JUNCO Y MIMBRE (Hidden Track Records, 2020)

En verano del año pasado Andreu Ribas (Germà Aire -guitarra-) y María Espinosa (voz) estando en Ibiza para ver un concierto de los Stereolab se toparon con una tienda de nombre JUNCO Y MIMBRE. En ese mismo instante decidieron que si formaban una banda se tenía que llamar así, les gustó su sonoridad y así se quedó. 

María hacia principios de 2019 ya tenía claro lo de montar un grupo. Después de toparse con el nombre sólo le faltaba reclutar al resto de componentes, que además coincide que ya eran amigos: Marc Roca a la batería, Marc Fernández a la otra guitarra y Hug Vilamala al teclado. En definitiva, miembros de Germà Aire, Ferguson, Bonobos, Wood o Enze en una misma banda. Algo tendrá la comarca catalana de Osona, con Vic como capital y centro neurálgico, para ser en los últimos años un hervidero de excelentes bandas y solistas (Nuria Graham, Joana Serrat...).

El álbum debut homónimo arranca con "Temps de no", un medio tiempo envolvente, muy melódico y elegante, lo que será una constante en todo el trabajo junto a las dudas existenciales y necesidades vitales del día a día en una ciudad pequeña, hilo conductor del álbum.

El embriagador "Res, ja està" te dejará grogui con sus recovecos trazados por una batería hiperactiva, belicosos rasgueos guitarreros y sintes analgésicos. Un cóctel, o más bien un chupito por su duración, que hay que beber con calma para poder degustar su abanico de sabores.

"Paret de metall" (videoclip insertado al final de la página) es un remanso de paz dream-pop, únicamente alterado por los platillos de batería que acompañan al estribillo. Un sutil sinte es el lazo de regalo de un corte delicioso. Para llegar a "Paradís", una de las más inmediatas del conjunto con su jangle-pop azucarado de minuto y medio de duración, no les hace falta más a JUNCO Y MIMBRE para embelesarnos.


























La maravillosa "Inici d'això", post-rock de quilates. Un inicio que juega al despiste a modo de lanzadera para proseguir de la mano de centelleantes sintes por terrenos más inquietos, hasta toparse con el solemne riff de bajo y vuelta a empezar. Esta vez con un plus de nervio añadido y hasta el final.

Seguimos avanzando por dominios deslumbrantes con "Cada cop", la sorpresa del conjunto. Progresiva y bipolar; primero jazzística y sugestiva, con trompeta y bajo como máximos protagonistas hasta que a partir del segundo minuto cambia de rumbo como un calcetín. Rasgueos guitarreros indican que estamos prácticamente en otra canción, solo estrofa, hasta culminar en una especie de fusión con su primera mitad para cerrar brillantemente el círculo.

La encantadora "Mar i lava", con acordes guitarreros que nos teletransportan por un instante al "Sultans of Swing" de los Dire Straits. Que 1:45" tan bien aprovechados, una banda que va directa al grano y lo borda.

"Por de què?" es otro hit potencial de los de Vic. Con un puente hacia el estribillo esplendoroso, un bajo timonel, sintes determinantes y una culminación que se encabrita mientras va pululando por ahí una sutil electrónica a modo de guinda.