Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

sábado, 29 de octubre de 2022

Javiera Mena - "Nocturna" (Meni / Sonido Muchacho, 2022)


JAVIERA MENA es la representante de Eros en la tierra, según la mitología griega el dios responsable de la atracción sexual. Al menos podría opositar con garantías para ello porque no vas a encontrar un álbum que desprenda tantas feromonas por surco como Nocturna (Meni / Sonido Muchacho 2022), quinto trabajo de estudio de la chilena.

El proceso de composición del disco arranca en 2020, junto al contexto social de la pandemia y el Estallido Social de Chile, yendo desarrollándose hasta llegar a la presunta nueva normalidad. El poder de la resiliencia a partir del hedonismo y sobre todo del deseo carnal parece haber ganado el partido por goleada, desde un enfoque sonoro y lírico extremadamente elegante. Acicalado por una exquisita producción electro-pop, aspecto recurrente en la artista pero que en el presente trabajo alcanza niveles de sugestión supremos.

Javiera ejerce como la mejor relación publicas del archipiélago griego con "La Isla de Lesbos", arranque de Nocturna y a la vez contenedor del dogma del disco: baile, sugestión, pasión y playa. Combinación victoriosa con la expresión más liberadora de la condición homosexual como guinda para un tema irresistible.

Foto de Jesús Leonardo

Ecos 80's se hacen recurrentes durante la escucha del álbum y en "Debilidad" despliegan su alfombra roja. Unos sintes centelleantes, bajo dominatrix y ese sólo de saxo consumando el hipnótico ambiente pseudo-funky reinante.

Ya es definitivo, nos mudamos a la pista de baile con el tridente siguiente de cortes. El house de "Peligrosa" es una locura, con ese saxo suicida, disparos de metralleta ejerciendo de loops, rapeo evocador de Javiera y un arrollador groove que invita a sudar mientras se entrelazan los cuerpos. "Sombra" es inclasificable, todo un festival sensorial con efectos a tutiplén y rugidos de león como colofón. Llega la vigorosa "Diva", inspirada en las noches de verbena en Santiago de Chile, con ese ritmo in crescendo en la estrofa hasta desbocarse con un vertiginoso cambio en el estribillo y el remate del artista andaluz Chico Blanco. ¡Danzad, danzad, malditos!    

Después del fiestón trasnochador abrimos las ventanas para que entre una gratificante brisa balearic que nos irá envolviendo durante los siguientes instantes del álbum. Lo notamos sutilmente en "Dunas", sobre todo en su fogoso tramo final, con la colaboración de la también chilena Myriam Hernández. Certificamos la influencia de la brisa marina mediterránea en la amorosa "Me Gustas Tú" (videoclip insertado a pie de publicación), con la calidez de esa guitarra acústica en la intro y el embrujo de la flauta travesera ejerciendo de gran protagonista, inyectando además un potente sabor retro en el maravilloso conjunto; y la sensualísima "Eclipse Total", con ese dueto mágico de violines/bajo presentando ramillete de jadeos culminados por un saxo a modo del cigarrito de después.

Foto de Jesús Leonardo

Seguimos alojados en un ambiente rozando lo tórrido con "Corazón Astral", una incitación al logro del placer sexual mientras contorneas el cuerpo, si quieres también bailando, o ambas cosas a la vez, a tu elección.

sábado, 22 de octubre de 2022

Hot Chip - "Freakout/Release" (Domino Recording, 2022)


Alexis Taylor (voz, sintes, guitarra) Owen Clarke (bajo), Al Doyle (guitarra), Joe Goddard (sintes, percusión) y Felix Martin (sintes, programación) forman HOT CHIP y Freakout/Release (Domino Recording, 2022) es su octavo trabajo de estudio.

El nuevo álbum de los londinenses es un festival de melodrama disco, funky y electro-pop. Un cóctel emocional agitado, no revuelto, con experiencias personales, secuelas pandémicas, problemáticas sociales i medioambientales, todo sobre lo que poder desfogarse uno dejándose la piel encima de la pista de baile.

Freakout/Release contiene el quinteto de cortes inicial que conforman una de las primeras mitades de discos internacionales más incontestables de los últimos tiempos. La sugestiva "Down" arranca con todo, cimentada sobre un sample de "More Than Enough" de Universal Togetherness Band, provocando seguro el contoneo de caderas gracias a su elegancia funky.

Foto de Pooneh Ghana

"Eleanor" (videoclip insertado a pie de página) es el hit más reconocible del álbum, inmediato, adictivo, irresistible. Si la anterior podías bailarla esta ya viene con el decreto de obligatoriedad incorporado.

Se desata la locura con el inquietante tema titular "Freakout/Release", una hipnótica combinación entre el "Killer" de Adamski con los LFO y su "Freak". La banda explica que esta canción fue el punto de partida de la composición del álbum al encontrarse próxima a su versión del "Sabotage" de los Beastie Boys.
 
Llegamos a terrenos emocionales estratosféricos con "Broken" y "Not Alone", coincide que son mis dos preferidas del disco. La primera un synth-pop tan preciosista en su melodía como desgarrador en su naturaleza, para bailarla con lágrimas en los ojos. La segunda, agridulce como ella sola, nos muestra una luz al final del túnel a través de unos balsámicos sintes y la voz de Alexis, más pulida que nunca, a modo de apósitos cicatrizantes para miedos y angustias.

Foto de Pooneh Ghana

El sugestivo medio tiempo "Hard to be Funky", con la intervención de la artista Lou Hayter, nos teletransporta a los 80's sin menearnos de nuestra base de escucha. Mientras "Time" si que reclama movimiento por nuestra parte, como el de desplazarnos a la pista de baile más cercana siguiendo la estela de su arrebatador estribillo. ¡Danzad, danzad, malditos! Parece que nos griten HOT CHIP con este corte o el siguiente "Miss the Bliss", un adictivo house con inesperado break gospeliano en su ecuador, refugio privilegiado donde coger aire para seguir dándolo todo hasta el final.

sábado, 15 de octubre de 2022

Martes Niebla - "Insolación" (El Genio Equivocado, 2022)

  

Desde 2006 hasta 2018 Blacanova nos ofreció de los momentos más estimulantes dentro del panorama estatal shoegaze y dream-pop. De su cese de actividad surgieron proyectos como MARTES NIEBLA, con Cristian Bohórquez (Escuelas Pías), Inés Olalla y Paco Arenas (Beladrone). Completan la formación Erica Pender (Terry vs. Tori) y David Rodríguez (Escuelas Pías).

Paco Arenas, guitarrista, máximo ideólogo de la banda y figura referente de esta escena sevillana, falleció hace un año por lo que este Insolación (El Genio Equivocado, 2022) se convierte en el debut en formato largo de MARTES NIEBLA y a la vez su inesperada despedida. 


Producido por la propia banda y Raúl Pérez (La Mina estudio producciones) durante 2020 y 2021, el legado de Paco y compañía recoge el néctar de todas las experiencias pasadas y presentes de sus componentes para conformar un disco donde poder encontrar el mejor catálogo del post-punk y shoegaze patrio.


Insolación arranca con dos canciones en una, "Helsinki I" que ya fuera lanzado como single en 2021 y su coda "Helsinki II". Bajo y batería nos acompañan a la entrada hasta que la guitarra nos abre la puerta y unas voces nos invitan a penetrar en la calima sonora que lleva consigo el nombre del grupo, armados de un luminoso dream-pop a modo de efectivos faros anti-niebla.


El quinteto alterna el inglés con el castellano en sus composiciones y "Primo Toby" es la primera representante de la lengua de Cervantes del conjunto. Este corte recoge la herencia de aspereza en las letras de Blacanova pero vistiéndola de vaporosa seda, conformando un hipnótico medio tiempo a modo de canto de sirena.   


El himno "Reykjavik", con la siguiente canción del álbum "Picnic" y la arrebatadora "Marble" de su EP homónimo del 2018, son la Santísima Trinidad de MARTES NIEBLA, al menos así lo indica el número de escuchas en las plataformas. Aunque quizás sean sus temas más inmediatos, cogiendo con pinzas este término hablando de los sevillanos, a mí personalmente me seducen por igual otros de naturaleza más densa y es que el poder de sugestión de la banda es insondable.


Otra de las joyas escondidas de Insolación es la maravillosa "Gran Angular", una preciosidad. ¿Quién dijo que la melancolía no podía ser rehabilitadora? Yo después de su escucha me he quedado como nuevo.

A "Cicatriz" ya la conocíamos por su avance como single el año pasado, todo y con eso no podemos dejar de rendir pleitesía a esa mágica amalgama de inquietud lírica y placidez sonora.

martes, 11 de octubre de 2022

Catástrofe Club - "El crecimiento infinito" (Hidden Track DIY, 2022)

 

El Crecimiento Infinito (Hidden Track DIY, 2022) es el tercer álbum de CATÁSTROFE CLUB, el arrebatador proyecto de Josep Maria Herrera (voces, guitarras y programaciones) y David Molina (bajo, teclados y programaciones).

El dúo cierra la trilogía que empezaba con Galletas (Molusco Discos, 2015) y continuaba con Ejercicios de Visión (Hidden Track DIY, 2018), a través de un disco en el que continua como leitmotiv la macabra ruta del ser humano hacia el desastre más absoluto. En esta ocasión sin reclamar reacción por parte del respetable, vistiéndose el dúo con traje de cronista 
del ineludible cataclismo. Todo condimentado con cruda honestidad lírica y ritmos kraut-rock, industrial y post-punk.

"Cuidado con el perro" abre el melón de El crecimiento infinito con un cadencioso kraut, puedes acompañarlo de un leve contorneo de tus caderas. De CATÁSTROFE CLUB puedes esperártelo todo, incluso bailar entre los escombros.

Foto de Sergi Palau

El inquietante corte que da título al álbum fue el primer single de presentación con una letra que, al igual que la  imagen de la carátula del trabajo, habla por si sola: <<Crecen los gusanos a tu alrededor, compartiendo el ego que se pudre en tu interior. Todo crece, todo crece menos tú>>. La lírica previene, la imagen de la portada sentencia.
 
"Beisbol" fue el segundo avance del disco (videoclip insertado a pie de página), mostrando la simpatía del grupo por este deporte, bueno, más bien por uno de sus elementos estrella, el bate. Parece ser que entre los usos que se exponen durante el tema no entra el darle a la pelota, una muestra más de la mordacidad e ironía marca de la casa. Como opción alternativa te propongo elegir el camino del baile guiándote por sus hipnóticos beats, también estás en la canción adecuada.

Los dos siguientes cortes son sombríos como ellos solos. Densidades industriales inyectando aspereza a una lírica por sí sola intimidatoria. Un ejemplo para "Todos": <<Deberíamos morir, deberíamos morir, deberíamos morir, todos>>. Ahora le toca el turno a "Tu casa": <<Tu casa te está matando, tu casa te está matando>>. La transmisión de desasosiego es otra de las señas de identidad de los barceloneses.

La marcial "Como tú" expone que "hay mucha gente que come como tú, hay mucha gente que folla como tú, hay mucha gente que vota como tú", pero de grupos que interpelen como CATÁSTROFE CLUB ya lo dudamos más.

Con la electrónica claustrofóbica de "Safari" el sarcasmo alcanza niveles estratosféricos sentenciando: <<Deberíamos darlo todo, pero solo damos lástima y aún así, aún así nos permiten seguir viviendo>>.

domingo, 2 de octubre de 2022

Frum - "For The Blue Sky" (hfn music, 2022)

El color azul viene asociado históricamente a la pasividad, la tristeza, en cambio un cielo del mismo color transmite a través de su luminosidad energía positiva, belleza, ilusión. Esta aparente paradoja nos viene de perlas para adentrarnos en el universo FRUM y de su álbum debut For The Blue Sky (hfn music, 2022).

Jenný Jónsdóttir Kragesteen, alias FRUM, nació en las Islas Feroe, un recóndito archipiélago situado en el Atlántico Norte, entre Islandia y Noruega. El crecer en esas latitudes seguro a haya influido para valorar sobremanera los cielos despejados, recogiendo ese halo de hermosura poética que desprenden para plasmarlo en las nueve canciones y cuatro interludios que completan su primer disco.

La artista, tras publicar tres singles desde 2016, regresa ahora por la puerta grande con su pop electrónico nórdico, bien armada de calidez y la dosis justa de melancolía como para hacer de la escucha de For The Blue Sky una experiencia sensorial.

 
El ingrávido arranque "Awake" ejerce a modo de intro en la que artista expone con su escueta lírica las claves del trabajo: <<Awake in this universe I had to run. Thought it was the only way. Tumbled again and again. Never giving up for the blue sky / Despierto en este universo tuve que correr. Pensé que era la única manera. Cayó una y otra vez. Nunca rendirse por el cielo azul>>.

La reflexiva "In This" nos envuelve con un delicado manto donde el piano, junto a la voz aterciopelada de Jenný, nos ofrecen protección eterna, sabemos que estaremos a buen recaudo. Y así seguiremos con las notas de la preciosista "Universe" y esos cambios de ritmo ejerciendo de majestuosos recovecos en donde perderse, para quizás no volver.

"Run" expone la dificultad de alcanzar tus sueños, nadie dijo que fuera fácil, aunque el camino valga la pena. Todo maridado con una embelesante electrónica marca de la casa. Sugestionando en la estrofa y el puente para explotar en el estribillo y acabar de extasiarnos con su desdoble final: <<Until I can breathe. Until I am back on my feet. Then I get home / Hasta que pueda respirar. Hasta que me recupere. Entonces llego a casa>>.

Entramos en terrenos que invitan a un sutil balanceo de caderas con la balsámica brisa tropical de "The Only Way" y las sintéticas percusiones tribales de "Tumbled". ¿Bailas?

El amor en mayúsculas entra como elefante en una cacharrería con "Again and Again", la más vitalista del conjunto, con esa base de ligero drum & bass alimentando una contenida euforia.