Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 2 de septiembre de 2019

MENUT - "Terra d'argila" (Discmedi, 19)

Las Tierras del Ebro (Terres de l'Ebre) es el territorio sureño catalán formado por las comarcas del Bajo Ebro, el Montsiá, la Tierra Alta y la Ribera del Ebro. Todas ellas con un evidente denominador común tal como reza su nombre, compartir el tramo final del río Ebro. Ese cauce fluvial otorga a esta zona una gran riqueza paisajística y cultural. Fruto de esta idiosincrasia y su folclore nace MENUT, proyecto liderado por Carles Blanch, cantautor y guitarrista de Mora la Nova (Ribera d'Ebre).

Imagínate que el músico estadounidense Sufjan Stevens se ha perdido una temporada por esas tierras, empapándose de sus usos y costumbres; navegando por el Ebro, catando sus esquisiteces culinarias y sumergiéndose en su folclore. Luego, de regreso a Michigan, recopila esas vivencias en un álbum llamándolo Terra d'argila (Discmedi, 19).

El folk autóctono son los cimientos del álbum debut del músico catalán, pero Carles va mucho más allá, fusionándolo con influencias de música de autor americana e incluso incorporando pinceladas de vaporosa electrónica. 

Terra d'argila tiene un instrumento como gran protagonista, el "guitarró", del cual Carles es un auténtico erudito. De tamaño más pequeño que la guitarra y aspecto similar al ukelele, aunque con un mástil mayor y una cuerda más, cinco en total. 

Durante la escucha te toparás con las montañas y parajes bucólicos regados por el omnipresente Ebro; sus gentes y fiestas; los recuerdos de la infancia y juventud del artista; una latente melancolía junto a cierto aire contestatario asomando la cabeza en alguno de los tramos de su recorrido.



"Seguint Riberes" (clip al final del post) se erige como un maravilloso arranque de trabajo; junto con el corte que da título al álbum, "Al Canalet" y el cierre "Espurnes", cuatro canciones que si fueran publicadas por el anteriormente mencionado Sufjan, seguro tendrían su merecida repercusión global. Delicada belleza y emotividad a flor de piel.