Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 26 de octubre de 2020

"Un Documental al Grupo Equivocado" (La Historia de WILLY SPECTOR Y LOS FATUS)

El cineasta Miguel Velilla fue un universitario en Barcelona que coincidió en la residencia de estudiantes con dos oscenses (Guillermo Bruno y Eugenio Ramo), haciendo tan buenas migas como para posteriormente compartir piso durante tres años. Es entonces, hacia 2004 y sin pretenderlo, cuando empieza la gestación de Un Documental al Grupo Equivocado (La Historia de WILLY SPECTOR Y LOS FATUS).

El trabajo muestra durante diez años las penurias, conciertos, juergas, resacas... y fundamentalmente las relaciones interpersonales de los componentes de la banda WILLY SPECTOR Y LOS FATUS, ante todo un grupo de amigos. Se ve como van madurando musicalmente así como con las experiencias de la vida. Durante su metraje Miguel, además de detrás de la cámara, se intuye como un miembro más del grupo. 

La película resulta entretenida y divertida, con momentos incluso delirantes, aunque un poso agridulce siempre ande pululando por ahí. Las pasan canutas pero el ánimo y ganas de pasarlo bien no decae.

Miguel primero estudió Odontología, después en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Catalunya y posteriormente un master en la London Film School de Londres. Su vocación fílmica parece que va ganando el pulso laboral a la médica ya que viene siendo su ocupación desde hace una década. Un Documental al Grupo Equivocado ha pasado ya por varios festivales seleccionado para concurso como en el Portobello Film Festival de Londres. A pie de página tienes su tráiler.

Al igual que le pasó al director del documental, WILLY SPECTOR Y LOS FATUS luchan por su gran pasión, en este caso abrirse camino en el complejo y espinoso mundo de la música. El mensaje queda claro en el cartel publicitario: <<Hay cerca de 65.000 bandas en España. Menos de un 1% van a conseguir vivir de la música. Esta película es para el 99% restante>>.


Hay que encajar lo que en principio empieza como un hobby con los estudios y la subsistencia del día a día. En el caso que nos ocupa los miembros de la banda tienen oficios tan diversos como arquitecto, médico, diseñador gráfico, profesor... aunque la esperanza de llegar a vivir de la música siempre está latente. ¿Quién no desearía hacer lo que realmente le gusta, progresar y llegar a percibir lo suficiente como para poder centrarte al 100% en ello?

El pasado jueves 22/10/20 se estrenó Un Documental al Grupo Equivocado en la plataforma Filmin, puedes verlo en el siguiente enlace. Puedes comprobar todo el espléndido trabajo de Miguel Velilla como realizador en su web.

Yendo hacia el aspecto puramente musical WILLY SPECTOR Y LOS FATUS no son sólo un grupo de descerebrados irreverentes, descarados y soñadores, que también; además son una banda con originalidad y talento a raudales. Su sonido contiene gran poso bailable o más bien brincable, con reminiscencias de gente como LCD Soundsystem o sobre todo Happy Mondays (de hecho Eugenio fue durante muchos años su "Bez" particular con la pandereta), junto a una actitud desaliñada bordeando el punk, bien palpable en sus directos.

lunes, 19 de octubre de 2020

PUMUKY - "Castillo Interior" EP (Keroxen, 2020)

PUMUKY están de vuelta con el EP Castillo Interior (Keroxen, 2020), dónde los hermanos Jaír y Noé Ramírez han volcado en 4 canciones los desasosiegos acumulados durante los últimos tiempos. Toda una invitación a penetrar en su guarida, en este caso castillo, habitada por enfermiza belleza.

Un lustro después del lanzamiento de su anterior álbum Jústicia Poética (Jabalina Música, 2015) la banda canaria, actualmente dúo, se ha adaptado a las nuevas circunstancias, tanto personales como globales, cambiando la batería por caja de ritmos y empoderando a las programaciones como recurso imprescindible en sus composiciones. A pesar de que en parte deriven instrumentalmente hacia lo "sintético", no han disminuido ni un ápice su nivel de sugestión y sensibilidad sonora. Incluso me atrevería a ratificar que en este nuevo trabajo alcanzan nuevas cotas de delirio emocional, bordeando el éxtasis. 

El tema titular "Castillo Interior" abre la veda con un loop electrónico de base; la voz de Jaír, quebrándose intermitentemente, una constante acentuada en el EP; guitarras distantes pero determinantes y un desarrollo reiterativo, sutilmente in crescendo, armando un corte enorme.

Si contextualizar siempre viene bien en el caso de PUMUKY se hace indispensable. Como en el segundo corte de Castillo Interior, "Pandroginia". Nombre del proyecto que llevó a cabo la artista y escritora transgénero británica Genesis Breyer P-Orridge, fallecida precisamente en este tenebroso 2020, con su segunda esposa, la también artista Jaqueline Breyer (Lady Jaye). El proceso iniciado en 1993 pretendía, a partir una serie de modificaciones corporales, terminar pareciendo gemelas.​ Al poco tiempo, ambas comenzaron a usar el nombre «Breyer P-Orridge» y a hablar de sí mismas en plural, simbolizando que uno siempre está en el otro. 

Foto de Zhana Yordanova

"Pandroginia" (videoclip de Murciano Total insertado a final de página) representa esta especie de delirio fusionista estético/pasional con desgarradores versos como: <<Así que ahora me arrancaré estas cadenas que ya eran de piel. No atenderé a ninguna razón. Ya no quiero escuchar nada de lo que me digan. Miembros en fusión hasta ser indistinguibles. Si estoy contigo el mundo ya puede arder>>. Una evolución que de lánguida deriva por momentos hacia un leve drum and bass, vistiendo de seda una canción estremecedora.

Llega "Realidades aumentadas" y con ella otro clásico en el haber de PUMUKY. Una evasión de la realidad, un intento por esquivarla, cuánto de necesario es y más aún en el momento actual que nos toca vivir: <<En mi cabeza ya nada separa lo real de lo que imagino. Estoy sentado aquí y a la vez en otro sitio. En sentido contrario conduciendo, acelerando hasta deformar el tiempo. Retroceder a la casilla de salida; recuperar al fin las riendas de mi vida. Ahora creo en otro tipo de mentiras. Delirio brutalista para quemar los días>>. 

"Doppelgänger" cierra el trabajo creando un ambiente angustioso, casi irrespirable. Este vocablo alemán se utiliza para designar al doble de una persona, comúnmente en referencia a una especie de gemelo malvado o fantasmal, con aureola de mal fario. Pues PUMUKY se lo toma al pie de la letra, con una bruma sonora de sintes y caja de ritmos que primero te abrazan, fuerte, para luego con ayuda de las guitarras asfixiarte. Eso si, hermosamente.

lunes, 12 de octubre de 2020

PAU VALLVÉ - "La Vida és Ara" (autoeditado, 2020)

PAU VALLVÉ es un artista de amplio recorrido en sus espaldas con más de 20 años de experiencia forjada en varios proyectos solistas; como instrumentista de acompañamiento en directos, compositor de bandas sonoras y productor de otros artistas. Con su nombre y apellido La Vida és Ara (2020) es su séptimo álbum de estudio y alberga suficientes cambios en su haber como para que él mismo confirme que nos encontramos ante el principio de una nueva etapa.

Si la música de Pau siempre es un reflejo de su estado de ánimo, vivencias y momentos, La Vida és Ara sería como un "ver tu vida pasar en un instante", o para ser más exactos, en 40 minutos.

El álbum fue grabado íntegramente por el artista durante el confinamiento. Se separó de su pareja pocos días antes de declararse el Estado de Alarma y se trasladó, en principio por unos días, a su estudio donde le pilló el aislamiento forzoso. Allí se quedó sin poder salir 75 días. Con este panorama  monástico por delante qué mejor que crear un disco. Pau aprovecho para repasar sus experiencias, clasificarlas y dejar salir a su yo más reflexivo, si aún se podía, serenamente y con la "distancia de seguridad" que da la madurez.

Es el álbum más ligero de equipaje del catalán, con caja de ritmos, una guitarra y su voz. Como mucho en algún momento se suma al "petit comité" instrumental un bajo y el teclado. Así se nos muestra, despojado de artificios y postureos, renovado, sin auto-censuras ni puertas al campo. 

La Vida és Ara empieza con el desamor como protagonista con "Buguenvíl.lies" y "Èpoques Glorioses". La primera redundante en su evolución, con ese animoso loop de palmoteo junto a un cadencioso riff guitarrero, como pretendiendo difuminar el poso amargo de la separación. La segunda delicada, etérea, resultando incluso reconfortante, invitándote a quedarte con lo mejor del recuerdo.

Foto de Claudia Serrahima

"Mori l'odi" es algo así como una segunda parte del "Avui l'únic que vull" del Abisme cavall hivern primavera i tornar (2017). En esta ocasión, la más pop y accesible de primeras del conjunto, toma forma de alegato para el empoderamiento del oprimido. Para ello, indice, el abandono del individualismo no sería mal asunto.

Llega la canción que da nombre al álbum y con ella uno de los momentos más álgidos a nivel interpelativo. "La Vida és Ara" lo dice todo con su título, ¡hay que vivirla ya! Al igual que la canción, debe disfrutarse pero sin prisas, degustándola, como bien concluye: <<no hi ha res més al final>>. Ese simpático loop a modo de hilo musical del juego vintage 80's Simon como base, junto a unos plácidos rasgueos guitarreros y cálidas notas del sinte como colofón a una canción maravillosa. Una muestra del nuevo modus operandi de PAU VALLVÉ, haciendo caso al dicho: "el mejor perfume viene en frasco pequeño".

"Què va, què va" es la primera sorpresa del álbum al tratarse de una cálida bossa-nova, estilo inédito hasta la fecha en el haber de Pau con su proyecto más personal. Los versos finales son toda una declaración de intenciones: <<Si ara em fessin tornar i refer tots aquests anys ho faria de nou exactament igual però ho faria disfrutant>>.

En la blusera "Gaseles i el mar" aparece el desgarro característico en la voz de Pau, un elemento marca de la casa y actualmente casi inédito en esta nueva filosofía compositiva que parece haber adoptado el artista. Ahora miramos al futuro con ilusión, armados de cambios en hábitos y costumbres. 

Foto de Tina Riera (Atthina)

"Sant Grial", la más breve del álbum con su minuto y medio de duración para reflexionar sobre esa especie de inmortalidad que adquiere un artista al dejar como legado su obra. Nos da paso a la segunda sorpresa que contiene La Vida és Ara, el bolero "Com troncs baixant pel riu". Un melancólico y bello repaso de la vida, desde que asomas la cabeza hasta que te consumes.

"Copiar / pegar", con su lánguido tempo solo alterado sutilmente por ese solo de guitarra en su ecuador, evidenciando que todo el mundo se cree con poder para aleccionar, aunque luego no se apliquen el cuento para si mismos.

Vamos a por un nuevo mañana, a por lo que nos quede y con todo. "Magranes" nos invita a ello, no rítmicamente, ya que seguimos gravitando por atmósferas plácidas, pero si con su alentadora lírica: << Desperto, ja està / Diumenge ha acabat / Adéu a aquests anys i ara endavant>>.

lunes, 5 de octubre de 2020

SEMANA SANTA - "Estado Inicial" (EP Desorden Sonoro / Polze de la Mort, 2020)

SEMANA SANTA es una joven banda valenciana formada por Iván Sanantón (guitarra y voz), Martín Pastor (batería) y Roser Pérez (bajo y coros). En activo desde 2018 debutan ahora con el EP Estado Inicial (Desorden Sonoro / Polze de la Mort 2020), cogiendo el rebufo de la nueva hornada de bandas post-punk de esta comunidad como Mausoleo, La Plata, Finale o Chavalan

Sombríos, crudos, arrebatadores... SEMANA SANTA son un puñetazo en el estómago del panorama indie patrio más complaciente y ya era hora. De acuerdo, de momento sólo tenemos cuatro canciones para valorar el proyecto, pero son de tal calibre que no podemos, ni queremos, rebajar el entusiasmo.

Preguntados sobre el porqué del nombre nos comentan que al escogerlo no querían hacer apología de la religión católica ni por el contrario burla de esta, simplemente les pareció buena idea por su sonoridad impactante y a la vez porque se aproxima a su estilo oscuro. 

En Estado Inicial el desengaño y la incertidumbre de la que son presa la juventud actual es la materia sobre la que arman un arsenal de distorsión guitarrera, bajo percutor y batería desbocada. 

Joy Division y Parálisis Permanente, por ejemplo en "Sangre Sucia" y "Ruidos" (videoclip insertado en el pie de página) respectivamente, son dos bandas que enseguida nos pueden venir a la cabeza al escuchar al trío, aunque si profundizamos un pelín nos damos cuenta de que sólo son reminiscencias engullidas por su abrumadora personalidad.

Otro de los detalles muy a tener en cuenta de SEMANA SANTA es su apego por la melodía, teniendo gran protagonismo en sus cortes. Desde el arranque "Estado Inicial", la canción. Una estrofa amable dando paso a un estribillo cadencioso que va culminando enérgicamente, a modo de sparring para encajar los golpes que recibiremos durante los próximos minutos.
 

"Ruidos" es eso, noise por un tubo. Con encabritados rasgueos guitarreros resguardados por ese hipnótico bajo, altamente protagonista, y una explosiva batería como guinda, brutalidad al poder. Y seguimos con el mismo modus operanti en "Demasiado Tarde", con un bajo que sigue mostrando su músculo, un leve kraut marcando la angustia reinante, distorsión guitarrera echando chispas y la batería, directamente puro estallido.

Llega el final con "Sangre Sucia" y un riff de bajo marcando la lánguida e inquietante estrofa que irá cambiando de semblante a medida que vaya avanzando su metraje. A partir de su ecuador se quita la careta volviendo a emerger la ferocidad marca de la casa de SEMANA SANTA.