Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 12 de noviembre de 2018

BOBITO - "El Verano de las Cenizas" (EP Flor y Nata Records, 18)

BOBITO es el proyecto más personal de Roberto López, co-líder de la banda murciana CLARA PLATH. Su primer trabajo discográfico es el EP "El Verano de las Cenizas" (Flor y Nata Records, 18), seis canciones como seis soles, o mejor en su caso, sombrías lunas.

Después de disfrutarlo estos últimos años con la banda me imaginaba a un Roberto en solitario con un trabajo rebosante de luminosos sintes, desmarcándose de la línea más rockera de CLARA PLATH. Pues bien, me equivoqué de cabo a rabo; se muestra más oscuro, fusionando ritmos dream-pop con el post-punk más enrabietado, transmitiendo melancolía, y amargura. Todo bien engalanado con guitarreo y distorsión a tutiplén.

Solo en el arranque "No puedo entenderte" los teclados se erigen verdaderos protagonistas, con ese lúgubre loop de piano que te va acompañando durante todo su metraje, para desenredarse en el puente derivando hacia rutilantes sintes en el estribillo. La aparición de la trompeta culmina un corte tan inquietante como inspirado.

Después de un inicio tan solvente llega "Piramidal" y con ella una explosiva combinación de potencia, distorsión y emotividad. Una canción para enmarcar, con un desarrollo in crescendo, alcanzando proporciones épicas hasta ponerte la piel de gallina.


La agridulce "Indurain" nos da un pequeño respiro, con esos tímidos sintes ensoñadores que acrecientan su evidente  sabor a The Cure, una delicia. Y llega "Celofán" y vuelve el desasosiego y la rabia. Un tema que a medida que avanza se va encolerizando adquiriendo tintes claustrofóbicos en un tremendo final, coronado con un lapidario e insistente: <<Cállate tú cállate ya>>.

"Reina de la velocidad", muy melódica, de hecho haciendo un experimento sonoro me la puedo imaginar; previa reducción de revoluciones, cantada por la versión más cabaretera de Bunbury o unos Amaral más que apasionados. Pero esto es BOBITO y se nota, la intensidad llama a la puerta o más bien la atraviesa directamente sin contemplación alguna. La consecuencia, otro temarraco a la saca.

Creo que los The Smashing Pumpkins más sosegados estarían satisfechos de poder firmar un corte tan impecable como el baladón "No hay nada". Esas guitarras que primero se manifiestan como tierno arpegio para acabar encabritadas acompañando la lapidaria conclusión final: <<No hay nada>>. Un cierre maravilloso, bien de acorde con el espléndido trabajo al que pertenece.

Disfrútalo>




Sigue a BOBITO en la red>

No hay comentarios :

Publicar un comentario