Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

sábado, 27 de enero de 2024

MARÍA BLAYA - "Grande" (Sonido Muchacho, 2023)

 

MARÍA BLAYA (Murcia, 1996) debuta en formato largo con Grande (Sonido Muchacho, 2023) dando una vuelta de tuerca a la propuesta de electrónica orgánica con ramalazos pop contenida en su primer EP Silencio (2020), avivando el flow urban bajo un halo de experimentación siempre bien presente.

En Grande María vomita sentimientos muy profundos derivados de experiencias sobrevividas durante los últimos dos años y medio, originando toda una experiencia sensorial para el afortunado receptor de su movida. 

La intro "Nadie mavisao" arranca el disco a modo de mantra que asiente los cimientos de lo que nos va a pasar por encima. Entonces aparece "Daño" con esos recovecos rítmicos amplificando su poderío sensorial, dándonos suficientes pistas de la magnitud del trabajo. Beats imposibles, transiciones sorprendentes, melodías exquisitas, autotune de terciopelo... MARÍA BLAYA en escena y así va a ser durante toda la escucha.


Sin tiempo para la recuperación llega la canción que da título al disco, "Grande". Esas notas al aire de piano envueltas por un arrebatador trabajo vocal a modo de auto-coro, una constante en todo el trabajo, aires aflamencados con latentes palmas y guitarra española enmarcando unos vaporosos loops en otro apasionante corte de esta murciana residente en Madrid.

La guitarra acústica entra en acción "Gris" generando un ambiente intimista llevado al extremo por la artista, vistiendo una lírica con gran carga poética: <<Todo va contra mí en dirección a ti, al menos eso veo. Sigo durmiendo aquí, justo donde morí, tu voz lo que me atrapa>>.

"Tango" son como dos canciones en una con esa especie de ingrávido preludio instrumental en su primera mitad, desembocando en una especie de bachata bajada de revoluciones con cuerdas sinfónicas incluidas, bendita locura. 

Entramos en zona minada de emotividad al cuadrado con las dos canciones siguientes: las acústicas "Ella" y "No sé". El disco contiene diversos momentos en los que el erize de vello es inevitable pero quizas durante estos cinco minutos en conjunto se alcancen hitos de sacudida emocional. En la segunda la voz de María brilla especialmente acariciando sus hermosos versos: <Mi dolor define siempre mi poder, el poder de hacer que todo vaya bien, aunque no sea por mi, dímelo my love>>.

La cara B del trabajo lo inaugura el radiante housete de "Demonio" rompiendo bailando con tanta intensidad emocional. "Mariposas" reafirma el sentimiento empoderador del anterior corte, el resurgir de un desengaño sentimental mirando hacia delante, con la esperanza de que algún día llegue el amor del bueno.

La elegancia pop está oferta y se presenta con lazo de regalo en "No se a donde voy". La tecnología al servicio de la calidez y la sugestión, oseasé: MARÍA BLAYA.

¿Volvemos a bailar? Esa base cercana al drum and bass del estribillo en la deliciosamente conmovedora "Amor puro" (videoclip insertado a pie de página) te lo sirve en bandeja de plata.  

En la desgarradora "Corazón azul" MARÍA BLAYA rompe cadenas con su etérea cadencia hip-hopera, sosegada pero firme.   

<<Nada en realidad es tan importante>> es la frase con la que se cierra "5 minutos más" y con ella el álbum. Es con lo que se queda María y que nos tendríamos que aplicar como lección de vida, relativizar. La voz de su madre ejerce a modo de ángel de la guarda para un tierno broche de trabajo.

Gózalo con Grande de MARÍA BLAYA>


Sigue a MARÍA BLAYA en la red>

         



No hay comentarios :

Publicar un comentario