Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 27 de noviembre de 2023

SANDRA MONFORT - "La Mona" (Hidden Track Records, 2023)


Menuda evolución la que ha experimentado SANDRA MONFORT (Pedreguer, 1992) con su segundo álbum La Mona (Hidden Track Records, 2023). Partíamos de un debut con Niño Reptil Angel (Hidden, 2021) intimista, casi como pidiendo permiso, abrazando texturas folk con pinceladas electrónicas. Pues la cosa ha explotado y de qué manera. Estamos ante un disco arrebatador, con todas las letras, una bocanada de aire fresco y al mismo tiempo confirmación de que con la modernidad expandida desde las raíces se puede hacer magia.

La Mona es un juego de cartas en el que el jugador que se queda con la que no tiene pareja (la sota de oros o sea la mona, también nombrada como puta de oros o solterona) pierde el juego. Sandra ha querido darle la vuelta a este término peyorativo dando un puñetazo encima de la mesa, haciendo volar por los aires la baraja. Sin renunciar a la vulnerabilidad pero enviando un "A fer la mà!" a quien no la acepte tal y como es.

Prepárate a saborear 10 canciones que son un ejercicio de fusión multiarea tan arriesgado en su forma como efectivo en el resultado. La alicantina arranca La Mona con "Pasodoble María" (videoclip insertado a pie de página) y esos arpegios guitarreros avanzando una base entre dance-hall y aflamencada, con claras referencias al "María de la O" popularizada por Marifé de Triana. Para concluir la movida tenemos la intervención de la banda de su pueblo natal, guinda perfecta para un tema deslumbrante.


"Pecat Mortal" es un reggaeton lento para vomitar sapos y culebras sobre los restos de un fragrante desamor. Sugerente corte que demuestra que el empoderamiento tras la tormenta sentimental no es mala opción, así concluye: <<Estic tranquil·la, estic senzilla com la nit. La primavera ho banya tot, ho posa tot florit. Si no t'espere sóc una xica més guapa. Les xiques tristes no perden mai l'elegància>>.

La bachata entra a escena con la desgarradora "Asusena" y el binomio contrabajo/mandolina liberando aroma a tango, o sea, otro ejercicio de simbiosis ganador completado por parte de la artista. La fuerte carga poética es ya marca de la casa y en esta ocasión enfoca hacia la salud mental con versos tan desarmantes como: <<Pujaré als cels en cavall blanc on la tristesa és un jardí. Qui ens ha furtat l'esperança, semblava molt més fàcil el camí / Hi haurà diamants i asusenes blau cel. Si un dia em bade no ploreu, s'escamparà tota la mel>>. Pura belleza, la angustia vestida con delicadeza sonora al cuadrado.

"Nostalgic Bitch" es ultra intensidad sentimental, con esa densa base electrónica abrazando amores tóxicos durante noches de botellón y quema ruedas. Le sigue la calidoscópica "Papallones de cristall" albergando pausas para el baile por entre sus recovecos sonoros. Mención aparte para el embrujo del arpa, de esos momentos que justifican por si solos la grandeza de un trabajo.

Uno de los dos cortes en castellano del álbum es "Brillo de Luna", dolor y desesperación pintado con brocha gorda electrónica, trazando una lírica que bien podría transformarse en declaración de intenciones: <<Sólo quiero estar tranquila, que me dejen respirar. Estoy cansà de estar jodida. Quien no me quiera se puede marchar>>. Summum emotivo del disco, deberías preocuparte si no se te pone la carne de gallina.

Las notas de un bolero nos sobrevienen de golpe con "Las Flores" dejándonos un saborcillo añejo, elegante, en blanco y negro. La percusión latina, el violín y los coros son el marco perfecto para una tan hermosa como sobrecogedora canción. No me olvido de la sugestiva voz de Sandra, poniéndole el lazo a este regalo de corte. Seguimos con la violencia de género como lienzo y unos rasgueos guitarreros dándonos la bienvenida a "Eugenia", de las más inmediatas del conjunto. La base hip-hopera parece relamer las heridas derivadas de los abusos del patriarcado. 
  
Entramos en el dueto de cortes finales de La Mona de manera plácida y sosegada. ¿Te hace una copla disfrazada de nana? Pues SANDRA MONFORT se atreve con eso y mucho más. El resultado es la dulzura de "Nana para Enzo" con sus aterciopeladas notas al piano como compañeras perfectas de viaje por entre los sueños. Le sigue la luminosa "Moreneta" para cerrar el disco exultante de folclore valenciano. Sandra en modo cantaora envuelta en la tradición que tanto defiende y reivindica, postura heróica acentuada ahora por este oleaje carca que nos está tocando surfear.
  
Gózalo con La Mona de SANDRA MONFORT >


Sigue a SANDRA MONFORT en la red>

        





No hay comentarios :

Publicar un comentario