Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

domingo, 29 de mayo de 2022

YAWNERS - "Duplo" (Montgrí, 2022)


YAWNERS es un proyecto de la guitarrista y compositora salmantina residente en Madrid Elena Nieto. Hace 3 años debutó en formato largo con  Just Calm Down (La Castaña, 2019), en el que exploró los sonidos más power-pop de los 90's, fundamentalmente los procedentes de la costa este norteaméricana con grupos de cabecera como WEEZER o PAVEMENT. Ahora, tres años después de su debut, nos trae Duplo (Montgrí, 2022), una confirmación tanto estilística como a nivel de proyección, de las expectativas generadas con su anterior referencia.

Elena va intercalando el castellano con el inglés en 31 minutos y medio, incluso mezclando ambos idiomas en la misma pieza como en "Honey". Inciso guitarreo cuando se precisa, otro más azucarado cuando se reclama, YAWNERS se manifiesta apta para todos los públicos y situaciones, incluso con un nuevo himno indie para dedicar en un aniversario, "Tu Cumpleaños", maravillosa, con sorprendentes vientos incluidos.

Duplo da vueltas a través de sus 10 canciones sobre los desasosiegos e incertidumbres de una veinteañera en este mundo tan rarito que nos ha tocado cohabitar. La nostalgia agitadora que abre el melón "No Me Digas"; el estribillo irresistible de "Suena Mejor";  el toque de gracia a esa relación tan especial que tiene Elena con los Weezer a través de la canción "Rivers Cuomo" (videoclip insertado a pie de página), hay que decir que el mismo cantante de la banda de Los Ángeles está encantadísimo con el tema; el dueto con los CALA VENTO en "Paranormal"; la deliciosamente agridulce "Something About You", mi preferida. Elena nos da motivos de sobra para disfrutar de la escucha.

sábado, 28 de mayo de 2022

THE NEW RAEMON, DAVID CORDERO y MARC CLOS - "Así Caen Los Días" (BMG Spain 2022)


THE NEW RAEMON, el genio del ambient estatal DAVID CORDERO y el multiinstrumentista MARC CLOS regresan después de un año del maravilloso A los Que Nazcan Más Tarde (BMG Spain 2021) con segunda entrega de una trilogía que se adivina esencial. Así Caen Los Días (BMG Spain 2022) ahonda en la melancólica belleza, aquella que toca la fibra, que remueve por dentro, redoblando los efectos balsámicos de la escucha.

El nivel de sugestión de este tridente es descomunal, lo demuestran desde la inicial "Ríe la Primavera". Con una calidez abrasadora, arrancando muy ambient para enseguida derivar hacia baladón absoluto, me atrevería a decir que incluso reclamando baile de agarrao, aunque la lírica marca de la casa de Ramón Rodríguez lo ponga en duda: <<Lejos del baile de máscaras y disfraces, me resisto a vivir bajo las normas y sus principios. Echo de menos el ruido de las persianas de tiendas de discos>>. Los vientos finales ponen la guinda a una hermosa bienvenida al álbum y así seguirán haciéndolo durante todo el trabajo.

Un definitivo riff de notas de piano nos acompañará mientras dure el tema titular. "Así Caen Los Días" conmueve con su evocadora naturaleza y sacude con sus inquietantes y demoledoras frases: <<Así caen los días en tiempos difíciles; todo está pasando en todas partes. Arde la hierba a los pies de un olmo, terribles porvenires duermen a su sombra. Así caen los días y bosteza la noche; cantan las cigarras en tiempos de guerra. Así caen los días>>.

 
"Florezca el Presente" es el momento pop del disco o al menos el que menos lejos está de la inmediatez. Hay que tener claro que Así Caen Los Días requiere de una audición tan relajada y sosegada como su contenido, lejos de la espiral de la prisa, tal como reza una de sus letras, el premio final lo vale.
 
La fuerza evocadora de "Un Impulso" es desmesurada con una solemne percusión abrazando ese embelesantes sintes y vientos mientras Ramón se explaya con versos como: <<La luz es nuestra jugando al ajedrez. Brilla el sol en el tablero, recuerdo de un viejo mundo. Un día no tuve nada; ahora, un cambio en la mirada, una llama extinguida hasta dolerme.>>

La sombra de THE CURE es alargada para estos tres y "La Sociedad Ordena Las Cosas" lo corrobora, llevándonos de la mano hacia uno de esos momentos dónde hay que permanecer más de lo prudente, "Todas Esas Palabras". Una delicada caja de ritmos dando paso al dueto mágico formado por guitarra y bajo que van haciendo de la suyas durante todo el metraje. Sumamos esos sutiles flashes de sintes, una electrónica vaporosa y Ramón  echando el resto: <<Malas palabras para todos los gustos armando ruido, mucho ruido, metiéndonos en líos, en el torrente del río, armando ruido, mucho ruido. Crepitan en la hoguera, buscan su sitio, armando ruido.>> 

La desgarradora "Los Molinos", por momentos casi fantasmal, nos llega a lo más profundo del alma. Ramón luciéndose sobremanera, tanto vocalmente como con su poesía: <<El cielo es de ceniza y estoy a su merced. Ay de mí, siempre suyo seré. Sé lo que se siente cuando todo apesta, esclavo de la culpa y el protocolo. / Todo el mundo es culpable, todo el mundo, mientras muelen el tiempo los molinos.>>

"Todo Lo Que Conocemos" se manifiesta como bipolar con su dulce ritmo chocando frontalmente con la inquietante lírica: <<Todo lo que conocemos es el cuerpo. Cada pecado contiene su infierno, pozos profundos en los que aprender. Me sigue asombrando el cielo nocturno y mi propio cuerpo roto en el arcén.>>