Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 10 de diciembre de 2018

ESCUELAS PÍAS - "Música Ligera para un Funeral" (El Genio Equivocado, 18)

Erasé una vez dos artistas que desde su fusión como grupo en 2015 llevan la friolera de cinco trabajos discográficos editados. Repasemos; el EP debut homónimo en el año fundacional; su espléndido primer largo Nuevas Degeneraciones (El Genio Equivocado), uno de nuestros favoritos de 2016; el EP continuación del mismo Pequeñas Desviaciones (2017). Y en este mismo 2018 dos trabajos por falta de uno; el EP  Mapa Espacial para Personajes Secundarios y el álbum que nos ocupa,  Música Ligera para un Funeral. Cristian (ex-Sundae y Blacanova) y Davis (ex-Sundae) repiten acierto, mostrándose tan currantes en su producción como fiables en el resultado. 

ESCUELAS PÍAS, aunque por el título del álbum nadie lo diría, parecen haber dejado entreabierta una ventana para que la luz entre tímidamente en su lúgubre guarida. Se confirma la tendencia mostrada en Mapa Espacial... donde, sin quitarse completamente el sambenito de banda tan gozosa en sus melodías como sombría en sus letras, estas se muestran mucho menos dolientes e incluso musicalmente atisbando aires cercanos a la pista de baile.

Los dos cortes avances son sendos pelotazos de los que marcan un trabajo. "Me muevo", un medio tiempo synthpop con una guitarra shoegaze por lo bajini  marcando el tempo, una delicia. "Agujero negro" (clip insertado a pie de post), puro nervio electro-pop, 100% bailable, cautivador de principio a fin, soltando vestigios de distorsión guitarrera en su travesía.



En el resto del album el dream pop gana por goleada con el lánguido arranque "Júpiter"; "La carrera espacial", otra maravilla made in ESCUELAS PÍAS, encantadora, con gran pegada, incluso apto para el moderado bailoteo; "El último hombre en la tierra", con un sugestivo desarrollo in crescendo; la etérea y delicada "Galletas de la suerte", incorporando un estribillo que son fuegos artificiales. Además la inquietante transición entre el primer estribillo y la estrofa es pura magia.

A "Galletas de la suerte" y a "Carrie Page" habría que darles de comer aparte si no estuvieran englobadas dentro de un disco, todo él tan estupendo. La primera etérea y delicada, con un estribillo deslumbrante; la segunda, con suspense incluido hacia mitad del corte, emulando a su referencia Twin Peaks. Como si los mejores Cocteau Twins hubieran renacido de sus cenizas.

martes, 4 de diciembre de 2018

MUSE - "Simulation Theory" (Warner Music, 18)

El nuevo álbum de MUSE "Simulation Theory" (Warner Music, 18) se nos presenta bajo el concepto de la realidad virtual, algo así como la convivencia con un Gran Hermano que nos vigila y controla, todo aderezado con una estética marcadamente ochentera, Empezando por la portada del álbum a cargo de Kyle Lambert, responsable de la imagen de Stranger Things y siguiendo por los videoclips presentación del trabajo, en principio hay intención de que cada canción tenga su propio reflejo visual.

Matt Bellamy sigue en sus treces de ir alimentando el debate entre los que creen que MUSE desde hace unos cuantos discos es un grupo cuya prioritaria ambición es la de seguir llenando estadios, o los que pensamos que además musicalmente aún tienen mucho que aportar.

Simulation Theory sin ser un trabajo impecable, ni dar muestras de abandono de la grandilocuencia y pirotecnia sonora que impera en el trío británico desde su álbum The Resistance (2009), contiene suficientes argumentos para ser su álbum con más pegada de la última década.

El arranque es brutal, con épica instantánea a flor de piel y unos marciales sintes flanqueados por majestuosas cuerdas, culminando en una lluvia de notas al piano. "Algorithm" se me hace corta, le faltarían un par de minutos más para transcender como gloriosa.

Después de este empiece tan esperanzador llega "The Dark Side", un corte con gancho comercial evidente y detalles enriquecedores como ese base de loop omnipresente, la culminación de estribillo al rico vocoder, o el balsámico solo de guitarra hacia el minuto 2:30". Si venimos de un corte con gancho, "Pressure" son dos tazas y media. Aunque flojee en el estribillo, quizás por un coro a modo de eco que en vez de aportar, dispersa.



Prince, perdón Matt Bellamy, hay que confusión más tonta, saca a pasear al falsete que lleva dentro en "Propaganda" y consigue que el funk, el techno y el country vayan cogidos de la mano en un tema embriagador. "Break it to Me" parece prima hermana de la anterior aunque vaya evolucionando hacia otros derroteros, entre industriales y étnicos.

En la reseña del anterior Drones (Warner Music, 15) mencionaba que MUSE se erigían como genios del reciclaje sonoro y "Something Human" no hace más que volverlo a confirmar. Si coges el "Every Breath you Take" de The Police y lo fusionas con el "I Promised Myself" de Nick Kamen, el resultado se le parecerá sospechosamente, haz tu mismo la prueba.