Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

martes, 24 de abril de 2018

BELAKO - "Render Me Numb, Trivial Violence" (El Segell de Primavera/Belako Records,18)

Estamos ante nuestra referencia más internacional, en lo que vamos de año ya han pasado por el SWSX de Austin (Texas) y el Vive Latino de Ciudad de México y esto sólo es el principio en esta su nueva gira mundial.

BELAKO con su tercer álbum Render Me Numb, Trivial Violence (El Segell de Primavera / Belako Records, 18) se consolidan definitivamente como banda referente tras siete años de trayectoria. Eclécticos e inquietos como pocos, Josu (guitarra, teclados, bajo y voz), Lore (bajo, teclados y voz), Lander (Bateria y voces) y Cris (Voz y teclas) siguen capturando nuevos sonidos y texturas agrandando su empaque.

Render Me Numb, Trivial Violence explora las diferentes formas de violencia imperante en el planeta y palpable en nuestro día a día. Una "Violencia Trivial" (TV en inglés), a la que por desgracia estamos, más que habituados a sentirla, conformados a padecerla.

BELAKO es la crudeza y epopeya rock de su majestuoso arranque "Maskenfreiheit"; la rabia garagera de "Lungs"; el grunge desbocado de "Two Faced Simulation", con un entreacto en su ecuador que la lleva de la mano hacia su deriva explosiva, asombrosa. El halo contestario está presente en todo el trabajo, como se hace más que evidente en el trallazo "Over the Edge" y su reivindicación contra la violencia de género. 

Los cuatro jóvenes de Mungia hacen evidente su hambre por la experimentación en cortes como la adictiva kraut "Nice Church" o en las dos partes de "Stumble"; la primera in crescendo, con unas bases electro atmosféricas, coqueteando con el bajo percutor, las guitarras punzantes y la batería encabritada; la segunda más en clave lo-fi, con la voz de Cris, más protagonista si cabe de lo habitual, y esas notas desangeladas al piano, cargando el ambiente de humo cabaretero, pura maravilla.



Pero es que en Render Me Numb, Trivial Violence también hay lugar para el baile, ¿porqué no? El dub sudoroso de "Strangers in a Box" (clip a pie de post) empapándote de tal manera que hace que te contornees mientras te teletransportas a entornos tropicales. Los tambores metálicos caribeños acentúan sobremanera el ambiente. Y ya no hablemos de "The Fiend Thinker", puedes hacerte el amo de la pista de baile bajo el influjo de su ritmo techno-house.

El tridente final de álbum son revisiones o segundas partes de cortes anteriores pero que, lejos de servir de digno relleno, adquieren importancia capital al aportar nuevos puntos de vista a los mismos. Transvistiendo un tema lánguido como el "Something to Adore" de Hamen (2016) para convertirlo en energía de alto voltaje; con "Hegodun Baleak II", vuelven a revisitar su anterior disco, dándole un aire más etéreo al corte sin dejar de lado su lado más guitarrero; la simetría hace su aparición para bajar la persiana a Render Me Numb, Trivial Violence concluyendo con el fugaz remate "Maskenfreiheit II".

lunes, 16 de abril de 2018

PUPUT - "Purga" (Hidden Track Records,18)

PUPUT es una banda de Manresa compuesta por Jordi Portabella (voz y guitarra), Juanjo Muñoz (bateria y coros -Gossos-), Marc Torregrosa (bajo), Jordi Sanchez  (guitarra) y Lluís Coll (teclados). Purga (Hidden Track Records, 2018) es su tercer disco y con él la consolidación definitiva de un proyecto destinado a dejar estela.

La danza de la muerte al ritmo de melodías dream-pop y shoegaze con la voz de un ex-escolanet (monaguillo) del Monasterio de Montserrat ejerciendo de maestro de ceremonias. Purga es esto y mucho más; a la sugestiva combinación sonora/lírica hay que añadir emotividad y belleza, la que transmiten sus acordes tanto instrumentales como vocales.

PUPUT juegan al despiste por unos segundos abriendo el disco con el riff canalla de "La Fabrique", pero enseguida nos abren las puertas a su universo místico. Luego llega "Boreal" y su fusión entre Canto Gregoriano y sintes abisales, una auténtica delicia.

"Margerite" demuestra, pos si aún no lo habíamos pillado, que la voz de Jordi Portabella no es únicamente melodía vocal en si, sino que es un instrumento más a añadir al combo. Una maravilla dream-pop donde Jordi, al igual que en "Ermessenda", canta sin lenguaje descifrable.

"Arna" es la más pop del conjunto, aunque sigue con la temática imperante alrededor de la muerte, hace que cambiemos de chip ambiental durante los cinco minutos de su metraje. Con "Toia" retomamos rápidamente la  marca PUPUT; con ese bajo percutor junto a unas guitarras shoegaze de la mano de una voz manifiestamente celestial.



Con "Vellut" nos sobreviene la intensidad emotiva al cuadrado, con su mágico binomio lírico/melódico a modo de consuelo ante el irremediable final de la condición humana.

martes, 10 de abril de 2018

EL PETIT DE CAL ERIL - "△" (Bankrobber, 18)

El álbum triangular "△" (Bankrobber, 2018) es el sexto en la carrera de EL PETIT DE CAL ERIL, proyecto gestado y liderado por el músico de la Segarra (comarca leridana) Joan Pons.

Un trabajo planteado como trilogía de EP's estrenados por separado a lo largo del mes de enero y grabados en tres contextos muy dispares. El primero en una casa de paja, el Mas Franch de Sant Feliu de Pallerols, en La Garrotxa. El segundo en el cuartel general del grupo, en el Teatro Ca l'Eril de Guissona. La tercera y última parte, en el estudio Figure 8 de Brooklyn, Nueva York. 

EL PETIT DE CAL ERIL lo componen en la actualidad Artur Tort (teclados), Dani Comas (bajo), Ildefonso Alonso (batería), Jordi Matas (batería) y Joan Pons (voz y guitarra). La gira del anterior álbum La Força (Bankrobber, 16) generó tal energía creativa conjunta como para, a la vez, ir gestando nuevos cortes que conformaron este nuevo trabajo.

Un álbum que es un catálogo de numerosos estilos pasados por la batidora EL PETIT DE CAL ERIL. De hecho tanto Joan Pons como su amigo FERRAN PALAU se han hecho precursores de lo que ellos denominan "pop metafísico", necesaria nueva denominación a una concepción sustancialmente diferencial de lo que viene a ser el concepto pop convencional de la escena actual.


Arranca la obra con el blues espacial que es el "Tot el que has estat", fórmula similar nos encontraremos en su sexto corte "Més val que guardis bé el que saps"; una leve psicodélia acompaña los acordes adictivos de "Som transparents"; pop ensoñador para la estupendísima "Les lletres no fan les paraules", con unos sintes añejos hermanados a una exquisita guitarra que te dejarán extasiado del gusto. De naturaleza dulce/encantadora como esta última añadiríamos los cortes "Com puc saber el que penses" y "Tot el que penses de mi".

lunes, 9 de abril de 2018

ATTICUSFINCH - "Vacaciones en Shangri-La" (EP Flor y Nata Records,18)

Atticus Finch es el abogado defensor antiracista de Matar un ruiseñor, legendaria novela de 1960 de la escritora estadounidense Harper Lee. La veterana banda albaceteña, que ha adoptado su nombre y apellido, cambia el halo de "causa perdida" final del protagonista por un convencido "¿y por qué no?".

Tras ganar el XXX Concurso de Musica Moderna "Memorial Alberto Cano" del Ayuntamiento de Albacete (2017), fichan por el sello Flor y Nata Records para debutar discográficamente con Vacaciones en Shangri-La (2018).

ATTICUSFINCH grupo está formado por experimentados músicos como son: Miguel Fuentes (guitarrista ex-Familia Feliz), Quili Muñoz (guitarra ex-Tocamadera), Juan Andrés Descalzo (baterista ex-Los Buenos), Antonio Córcoles (bajista) y su flamante última incorporación Eva María Zamora como cantante (ex-A las 10 en casa).


Coincidencia o no con la época en la que se publicara la novela ganadora del Premio Pulitzer, en Vacaciones en Shangri-La manda el rock and roll de corte clásico de Chuck Berry, junto al surf de unos The Beach Boys más revolucionados que de costumbre, sin olvidar una poso power-pop que ejerce de adhesivo para que la fusión se muestre firme y convincente.

miércoles, 4 de abril de 2018

BIGOTT - "Candy Valley" (Grabaciones en el Mar,18)

Después de publicar un disco tan espléndido como My Friends are Dead (Grabaciones en el Mar, 16), medalla de bronce en nuestro Top Estatal 2016, se atisbaba complicado generar nuevo material que se comportara como digno sucesor.

Borja Laudo, oseasé BIGOTT, cumple con el objetivo con Candy Valley (Grabaciones en el Mar, 18), ya desde su portada, entre nostálgica y naif, convirtiéndolo en un disco que entra por los ojos. Aprovecho para reivindicar la importancia de carátula con gancho, lo que puede ayudar sobremanera en provocar la escucha de su contenido e incluso la compra en formato físico.

BIGOTT sigue la línea de sus dos anteriores álbumes; esencia lo-fi con grandes dosis de pop bonachón y actitud desaliñada. Dicho así parece poco, además Candy Valley dura escasos 20 minutos. Y entonces surge la magia, Borja coge la barita y condensa el máximo talento en el menor espacio de tiempo posible.

Las dos iniciales "Strangers by the Wall" y "Don't Know Why", sendas gominolas popies, vease el guiño nada forzado que le dedico al título del álbum; la funky y adictiva "Don't Stop the Dance" (clip a final de post), una grata sorpresa, ultra bailable, aquí si que el rótulo lo dice todo; "Atmosphere", la más cruda del conjunto, con esas guitarras distorsionadas de fondo, como queriendo cargar el ambiente. 


Volvemos a la benevolencia pop con "Take it Easy", deliciosa se queda corto; recuperamos aires funkies, aunque esta vez más bien lánguidos, con "Movin'  on"; el impás instrumental "No Farelo" nos conduce hacia el tramo final de Candy Valley. La delicadeza con sabor surfero "Walk in the Hood", una de mis favoritas, otra golosina tamaño saco de Chupa Chups XXL, sigo sembrado con las analogías; y la vaporosa "Stranger Eyes", con un toque psicodélico para aderezarla, despidiendo de manera plácida este estupendo trabajo.

martes, 3 de abril de 2018

Estreno videoclip "La Pareja Hipster del Año" de CHET (abril'18)

Después de ganar el Premi Joventut 2016, el Estrena’t 2017 y publicar en marzo su EP debut “Plans”, la banda barcelonesa Chet presenta en 2018 su primer larga duración: Calidoscopi

Un caleidoscopio muestra colores, figuras, diferentes puntos de vista, puede despertar sensaciones… dependiendo de la luz y del estado de ánimo de la persona qué mira a través de el.
De la misma manera, el Calidoscopi de Chet es un viaje a través de su particular universo. Lleno de luz, pero en el que la oscuridad  a veces puede envolverlo todo. Introspectivo, pero crítico con el mundo que les rodea. Minimalista y enérgico al mismo tiempo.

Chet nos presentan un imaginario en el que la realidad y la ficción se entrelazan de tal manera  que no sabes donde acaba una y donde empieza la otra.

Y llegan al panorama musical para dejar su carta encima de la mesa del único modo que saben hacerlo, así, filtros: sinceros, melancólicos, vitales. Porque como bien dice el estribillo de la canción que abre el disco “Ara només ens queda cantar” (Ahora solo nos queda cantar).

Indie-folk sin artificios, en el que cada instrumento tiene su peso y cada arreglo cobra sentido. Un disco ecléctico que bebe del country folk americano, el folk de los paises nórdicos, la bossa nova i el jazz.

Hoy en Música Crònica estrenamos su videoclip "La Pareja Hipster del Año", tema que cierra su álbum Calidoscopi, y que se grabó en directo el pasado mes de enero en el Teatre Cal Ninyo bajo la realización de Manu Egea de Shutter Pill. Os lo enlazamos aquí: