Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

miércoles, 15 de abril de 2015

Entrevista a PUMUKY, bienvenida "Justicia Poética"

Jaír Ramírez (PUMUKY): "Estoy muy satisfecho de a dónde llegamos con Justicia Poética, con sus virtudes e imperfecciones; pero lo que quiero pensar siempre es que el mejor disco de Pumuky está por llegar... "

La espera ha valido la pena, estábamos deseosos de nuevo material de la banda tinerfeña después de aquel ya lejano 2011 con su anterior Plus Ultra. 

Señoras y señores, sin ningún lugar a dudas Justicia Poética (Jabalina Música 2015) se erige en obra cumbre, ya no sólo en la carrera de PUMUKY, me atrevería a decir incluso en la historia de la escena musical alternativa estatal.

Más adelante argumento el porqué no he reseñado este álbum, a cambio nos apetecía horrores hablar del mismo y de más materias del firmamento PUMUKY con Jaír Ramírez, su alma máter:

De vuestros 4 discos de estudio publicados hasta la fecha estamos ante el que contiene una evolución hacia la electrónica más palpable. ¿Realmente ha sido fruto de las circunstancias, aclararemos que os quedasteis sin baterista y tuvisteis que incluir cajas de ritmos a la fuerza, o era algo más o menos premeditado? ¿Creéis que es una tendencia a seguir en próximos trabajos?

Nos han preguntado mucho por este asunto, pero no es algo que tenga especial relevancia para nosotros. Necesitamos hacer música, el tipo de herramientas que usemos es bastante secundario. Puedes llegar a un mismo lugar usando caminos muy distintos. Nunca nos hemos privado de utilizar cualquier dispositivo o técnica que estuviera a nuestro alcance si nos podía servir para alcanzar algún fin, y ha sido así, en mayor o menor medida, a lo largo de toda nuestra discografía. 

Nos sentimos cómodos probando distintas cosas, aunque no controlemos del todo ninguna de ellas; al menos es divertido. Lo vemos como algo normal, porque además siempre hemos escuchado bandas sin complejos en este sentido, que han usado las muchas posibilidades que te brindan las máquinas para crear sus canciones, aunque hagan pop, rock, o como lo quieran llamar; hablo de grupos como The Notwist, Emak Bakia, Telefilme, Arab Strap, Xiu Xiu, y tantos, tantos otros.

¿Cuanto de autobiográfico hay en un disco de PUMUKY, y más concretamente en este que nos ocupa?

Escribo sobre cosas que me rodean, pero no siempre tienen porqué estar ocurriéndome a mí. Puedes escribir en 1ª persona pero hacerlo desde los ojos de otro, un compañero de banda, un familiar, lo que fuiste en algún momento del pasado; o amplificar alguna experiencia o sentimiento hasta llevarlo a límites por los que no haya discurrido, en busca de otras sensaciones o algún tipo de respuesta. En todo caso me veo reflejado, hay una parte de mí, en todas mis canciones.

Foto de Zhana Yordanova.
De izq. a derecha:  Noé Ramírez, Adán Zeus, Jaír Ramírez y Daniel Benavides

Aunque "El Bosque en Llamas" (2009) fuera vuestro álbum más "laureado", para mi gusto "Plus Ultra" (2011) resultó superlativo. Contra quién pudiera pensar que habíais tocado techo ¿sois conscientes que "Justicia Poética" es el disco más "compensado" de vuestra carrera, como se dice coloquialmente, "el mejor"? 

No puedo catalogar nuestros discos en esos términos, no sé cual de ellos es "el mejor"; todos tienen algo que para mí es importante por algún motivo, aunque no sea desde un punto estrictamente musical. 

Uno con el tiempo va adquiriendo experiencia y eso te lleva a pensar que lo haces mejor ahora que en el pasado, y que cada disco nuevo es mejor que el anterior, aunque este razonamiento no es una fórmula matemática que tenga que darse porque sí siempre. Estoy muy satisfecho de a dónde llegamos con Justicia Poética, con sus virtudes e imperfecciones; pero lo que quiero pensar siempre es que el mejor disco de PUMUKY está por llegar... 

¿Cómo te explicas que en algunos países de latinoamérica seáis casi más populares que aquí? Me atrevería decir que por momentos incluso venerados. Creéis que con vuestro nuevo disco obtendréis realmente "Justicia Poética" en nuestro país.

Creo que debo aclarar que cuando elegimos el título del disco no buscábamos que sonara reivindicativo; no buscamos ni necesitamos reivindicación de ningún tipo; nuestros motivos para hacer música son otros... 

Es cierto que tenemos seguidores bastante militantes que conectan con nuestra música o con nuestro discurso por algún motivo, pero no creo que la nacionalidad tenga nada que ver con ello, porque además están bastante disgregados. Seguimos siendo una banda minoritaria, y creo que para minorías, porque también producimos rechazo en muchas personas. No es algo que me valga la pena pensar mucho; me alegro cuando alguien me dice que se siente identificado con nuestra música, que le ha servido para algo, pero comprendo que haya otros muchos que no conecten con ella. Ni pretendo, ni quiero, gustar a todo el mundo.  

PUMUKY por definición transmite melancolía, dramatismo, incluso a veces sufrimiento puro y duro. Sin embargo el mensaje general en vuestros discos finalmente resulta esperanzador. ¿Sois conscientes de esta dualidad que irradiáis? ¿A qué se debe?

Gran parte de lo que significa vivir hace referencia más bien a sobrevivir, por lo que no veo porqué tengo que esquivar ciertas temáticas, que aunque puedan resultar incómodas de tratar, son tan inherentes al ser humano. Aún así sigo encontrando muchos motivos para estar feliz por estar vivo, y me vale la pena seguir buscando las fuerzas para continuar haciéndolo; eso también se ve reflejado en las canciones. La contradicción, la dualidad, es parte esencial de lo que somos todos.

La columna vertebral de PUMUKY es desde sus inicios tu mismo y tu hermano Noé, ambos residentes en la isla de Tenerife. ¿Qué tiene la isla que os influya en vuestras composiciones? 

No sé si hay relación entre el lugar en el que vivimos y nuestras canciones; supongo que nuestro entorno influye en nuestro carácter, y nuestro carácter en nuestras canciones, pero no sabría argumentarlo. Creo que nuestra música está más relacionada con el entorno familiar y social en el que crecimos, la crianza que recibimos.

Foto de Zhana Yordanova
Ahora que está tan de moda las colaboraciones, ¿con quién te gustaría marcarte un bis a bis musical? 

Siempre fui muy seguidor de Migala y Emak Bakia, probablemente algunos de los proyectos musicales que más me han influido, entonces sería un privilegio para mí poder trabajar con Abel Hernández, ahora en El Hijo, uno de los músicos, y pensadores, a los que más admiro.

Me encantaría también hacer algo con Ricardo Lezón de McEnroe, Viento Smith; me siento muy identificado con su música, la siento muy cercana, como si fuéramos grupos hermanos, y eso me pasa pocas veces. 

He tenido la suerte de trabajar con grandes músicos, de los que siempre aprendes algo, y no sólo de música.

¿Qué escenario te gustaría pisar?

Nos gustaría poder presentar Justicia Poética en cuanta ciudad mejor, así que recibiremos con gusto cualquier invitación donde se nos trate con cariño.

¿Cual es la "niña de tus ojos", aquella canción de la carrera de PUMUKY de la que estés especialmente satisfecho o por las circunstancias te emocione más? ¿Y más concretamente de "Justicia Poética"? 

Me resulta difícil contestar esta pregunta. "La metamorfosis", canción que cerraba El bosque en llamas (2009) sigue significando mucho para mí y la sigo disfrutando cuando la interpretamos en directo.

De Justicia Poética me quedo quizás con "Crash", que musicalmente me aporta mucha paz, una de las cosas que suelo perseguir cuando estoy escribiendo una canción. Conseguir realizar ese truco de escapismo que te permita evadirte un rato del resto de cosas, no pensar en nada, sentirte bien sin saber porqué, es una de las razones principales por las que hago música. 

Para terminar me gustaría hacerte una confesión, y es que he sido incapaz de escribir una reseña de "Justicia Poética" y mira que nada me hubiera gustado más. A la hora de escribir sobre un disco me gusta ponerme los cascos e ir saboreando cada instante, cada matiz... En este caso la intensidad emocional de lo que oía era tal que, todo y haber empezado el texto en varias ocasiones, otras tantas veces tuve que desestimarlo; parar para coger aire; respirar hondo; rendirme ante lo evidente: no sería capaz de plasmar en palabras lo que me transmitía un álbum realmente glorioso.

Gracias por tus palabras David.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Invito a unirte a la experiencia:



Sigue a PUMUKY en la red:


Clip de "Taniyama-Shimura" contenido en Justicia Poética:


No hay comentarios :

Publicar un comentario