Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

jueves, 26 de marzo de 2015

FLACO DOMÍNGUEZ en concierto el 6MAR en "Las Cocheras del Puerto" (Huelva)

Foto: Diego Flores
La primera vez que vi a Rafa Domínguez fue en una boda… los recién casados decidieron tener como banda que amenizara el baile a “Juanita Clavera” proyecto al que pertenecía este artista antes de lanzarse a la aventura de FLACO DOMÍNGUEZ… En aquel momento se dedicaba a mezclar el teatro con el humor y la sátira pero en sus ojos y su manera de tratar las canciones se intuía el alma de un joven artista que no se conformaba con lo que hacía y las ganas de dejar salir sus inquietudes que por aquel momento las tendría como cosquilleo incómodo dentro de su estómago. Tres años después llego a mis manos su primer trabajo discográfico como FLACO DOMÍNGUEZ. Me alegré bastante ya que esos cosquilleos que intuí en aquella noche de verano habían salido y habían sido plasmados en este disco homónimo.

Producido por Fran Bañez en los estudios Viruta Song (Almonte, Huelva) y con la participación de músicos de contrastada reputación como José Mena a la batería (Vanesa Martín), Juanma Ruíz al bajo (Vicente Amígo), Jesús Cayuela o Javier Alonso a las guitarras y arreglos. Estaba completamente convencido de que lo que iba a escuchar no iba a pasar desapercibido para mí, aunque, tras ver a este elenco de músicos de primera línea, lo que más me atraía era ver si esas inquietudes de artista inconformista que observe en su mirada perdida pero con aires ilusionantes que vi en aquella boda, habían dado sus  frutos en las canciones y finalmente acerté con mi intuición.

Muchos colores en su música, su tierra y su entorno marcado en letras que van desde lo mundano hasta la lírica más medida y es que FLACO DOMÍNGUEZ es un muy buen escritor y eso se plasma en sus canciones.

El pasado 6 de marzo FLACO DOMÍNGUEZ presentaba su disco en las Cocheras del Puerto de Huelva con nuevos aires… formación diferente a la del disco, músicos más jóvenes y de diferentes estilos como Lito Manez(Batería) que viene del Flamenco, JuanMa Ruíz al bajo( el único que queda de la banda que grabó el disco) Manuel Castilla a los teclados (ecléctico músico que viene de bandas como Jaramago Joe que van desde el Reggai hasta el Jazz), Luís Glez Bezerra a la percusión( Jaramago Joe o ex La Suite Bizarre) o Dewy Conde a las guitarras(un virtuoso guitarrista que ha estado en las mejores bandas del Heavy Metal onubense). Esta renovación en lo musical fue un acierto ya que la música de Flaco Domínguez ha cogido un carácter más vitalista y eso se palpo en el buen ambiente que había sobre el escenario y eso, para los que presenciamos el concierto, se contagió y es de agradecer…


Foto: Diego Flores
El concierto empezó con una puesta en escena brillante, la decoración y las luces a cargo de…. Fueron un ingrediente detonante para que, desde el minuto uno, la gente se enganchara al concierto…

"Mañana" fue la primera canción y que, con todos los ingredientes antes citados, nos presentaba esta oda a la esperanza y a la descarga del peso que en nuestras espaldas llevamos día a día y  hace que te olvides de todo y te transportes a ese sitio donde solo cabe la ilusión…  si sumamos a que la segunda canción fue "Un huracán llamado olvido" el público ya estaba en todas partes y completamente desinhibido gracias a la armonía provocada por Flaco en las cocheras del puerto. "Vals para un dios" hizo que nos descolgásemos de las nubes dando paso a la reflexión. "Al oeste de Andalucía" dio paso a la crítica social y a los aires de Rock Andaluz que, a un servidor, hizo que las emociones y el orgullo patrio fluyeran incesantemente. Siguieron con el carácter blues de "Adiós contradictorio" o la búsqueda acertada de la originalidad de la fusión con "La Canción Perfecta" o el carácter nómada, la comedia y la ironía de "Todo va bien".


Foto: Diego Flores

Llegó el momento más íntimo y emotivo del concierto donde FLACO, guitarra en mano y solo ante las más de 100 personas estábamos viéndole, supo conectar con el público con su simpatía y su madura inocencia. Con "Por la baranda de mi balcón" nos transmitió la visión de un niño que miraba desde el pulpito familiar lo que veía, lo que vivía desde la inocencia hasta las fechorías adolescentes en un barrio, el de Isla Chica, superpoblado y donde solo un día puede dar para muchas canciones pero que Flaco nos resume con sus vivencias en una canción interpretada con una talentosa sensibilidad y timidez creando un clímax entrañable que me recordó al joven  Pedro Guerra de “Golosinas” y que termina diciendo, al unísono, “Viva a la madre que nos parió”. 

Siguieron la cura de desazones que el tiempo, inevitablemente,  nos trae como condena con La cárcel del calendario o la oscuridad y la crudeza de "Nos hicimos cristal" donde, con el buen hacer del genial guitarrista Dewy Conde, nos mostró sus influencias más “noventeras” con guitarras a lo Alice In Chains hecho que nos resultó bastante sorpresivo dado que a lo largo del concierto Flaco nos había mostrado canciones con unos colores completamente diferentes y no esperábamos que el concierto llegara hasta este tipo de músicas muy alejadas de lo que habíamos escuchado hasta entonces, la sorpresa fue grata y dice mucho del eclecticismo de este artista en sus composiciones. 

Ya se iba intuyendo el final del concierto y, entre canción y canción, la gente del público pedía unánimemente y entre risas emocionantes “¡Amol se escribe con L!” FALCO sonreía y nos hizo un “canto” a la inspiración y la desazón de la cotidianidad con una canción titulada, mira por donde, "Canto" (clip oficial a final de post).


Foto: Diego Flores
Llegó el momento que el público entusiasta esperaba y con esta simpática y entrañable canción que con metáforas extraídas de cualquier carta de restaurante oriental cuenta una historia de amor entre el personaje y una camarera de un restaurante chino

“Quiero una familia feliz y un besito contigo sin salsa agridulce
Y despertar junto a ti entre caña, bambú… mirando a las nubes
Quiero mis delicias de “Amol”,  soja de tu corazón, tu aleta de tiburón
Y una montaña de arroz pa que escalemos los dos desnuditos al sol
Ver mis hormigas subiendo a tu árbol
Que leas en mis ojos que Amol se escribe con L

FLACO DOMÍNGUEZ es el pseudónimo o “nombre de guerra” como solista o cantautor de Rafael Domínguez.

Rafael Domínguez nace en Huelva en 1987, hijo del dramaturgo, actor y director de teatro Jesús Domínguez y de la actriz María García, ambos fundadores de la compañía de teatro Andante Teatro entre otras varias más. 

Su formación musical es principalmente autodidacta aunque ha cursado durante muchos años estudios en el Conservatorio de Música Profesional Javier Perianes de Huelva. Su formación como autor lírico es totalmente autodidacta. 

Sus influencias musicales a lo largo de su vida son un abanico de estilos que desembocan en un eclecticismo inevitable al ser hijo de su época, que se refleja en su manera de componer, de afrontar sus creaciones y en el global de su repertorio. Sus textos buscan la inspiración en la vida en sí misma, en lo que universalmente se nos remueve por dentro y estamos hechos encontrando en ello imágenes, lo absurdo, lo ficticio o lo cómico de la vida…


FLACO DOMÍNGUEZ estará el próximo 30 de abril en la sala de la Fundación Caja Sol en la C/ Plus Ultra de Huelva en formato acústico y está a espera de la confirmación de varias fechas tanto en formato eléctrico como en acústico que le llevaran a recorrer el resto de Andalucía.

Le deseamos desde aquí mucha suerte a este prometedor artista onubense.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada