Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

lunes, 29 de septiembre de 2014

DEPEDRO en Madrid, o cómo llenar un escenario con una guitarra

La llegada del otoño a Madrid trae una bajada de temperatura, hojas cayéndose de los árboles, niños volviendo al cole y la llegada de la temporada de conciertos a pleno rendimiento. El primero de este curso para Música Crónica en la capital ha sido con Depedro, que subió al escenario el pasado miércoles 24 de septiembre de la Sala Siroco a llenar y hacer bailar a todo el que se pusiera por delante.


Un "¿Qué tal?" daba el pistoletazo de salida a lo que sería un auténtico espectáculo de la guitarra, el buen rollo y la buena música. Con Depedro estaba garantizado pero siempre consigue sorprender. Sonaron los éxitos de Jairo Zavala, los más movidos como "Hombre bueno" o también las más lentas como "Te sigo soñando". El músico no necesitaba a nadie más en el escenario: él solo con su guitarra y con los coros de su público, más cerca imposible de él (física y mentalmente) conformaban todo el espectáculo. ¡Y para qué más!

La cita con Depedro tuvo lugar para celebrar los 25 años de la madrileña Sala Siroco, aprovechamos la ocasión para felicitarles. No puede haber mejor motivo: llegar al cuarto de siglo en esta época tan revuelta es todo un logro, así que había que celebrarlo. Muchos se apuntaron al evento. Fueron tantos que las entradas habían volado, y en la planta baja de la Siroco no cabía un alfiler. Tampoco quedaba alma que no entonase los coros, aunque no se supiese la canción en cuestión entera.

Aprovechando el 25 aniversario, Jairo aprovechaba también para recordar anécdotas, como el reencuentro que ese mismo día había vivido con amigos. O cómo tuvo la suerte de tocar en la Siroco el primer año que estaba abierta.


Otro reconocimiento que haremos a la noche fue el haber descubierto a Bye Bye Lullaby, que se encargaron de ir abriendo boca como teloneros de Depedro. Muy cercanos, con un sonido muy bueno, con una voz, la de Esther Valverde, que lo mismo canta una preciosa canción para recordar la historia de cómo sus abuelos acabaron casándose que pone a bailar a la sala entera con su violín.

Es más, no sólo opinamos esto nosotros. El propio Depedro quiso que sus teloneros subieran al escenario para deleitar al público en "Nubes de papel". Una colaboración para guardar en la memoria, dado que nos faltó un "Diciembre" con el 'vetusto' Pucho. No hay mal que por bien no venga.

Esperaremos a diciembre para ir a ver a Depedro a la Sala Galileo. ¡Cita imprescindible!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada