Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

martes, 8 de julio de 2014

MORRISSEY "You Are The Quarry" (2004), celebramos su décimo aniversario

Mientras nos llega en una semana el lanzamiento de World Peace is none of your Business (puedes escuchar los cuatro adelantos en nuestra playlist), el nuevo álbum de Morrissey, celebramos el décimo aniversario de su fantástico Your Are The Quarry (Attack Records 2004). 

Se dice que nunca es tarde si la dicha es buena. Corría el verano del año 2007 cuando yendo  por  Covent Garden  (Londres)  entré en una tienda de discos y casualmente me topé con un DVD de Morrissey. Era el de su concierto en Manchester perteneciente a la gira del disco que nos ocupa. 

Pues bien, ese caluroso día en la capital británica empezó mi idilio con Mozz, ocupando desde entonces un lugar de privilegio en el Olimpo de mis dioses musicales.

Hasta la fecha había tenido en consideración a los The Smiths, como no, pero una vez disueltos mi interés por la carrera de su líder se convirtió en esporádico, casi inexistente. Viva Hate (1988), su debut en solitario, fue un gran disco, pero parecía más otra obra de los chicos de Manchester (nadie diría que Johnny Marr ya no estaba a su lado) que otra cosa. Your Arsenal (1992) resultó sobresaliente y Vauxhall and I (1994) una obra maestra. 

Disco a disco se iba fraguando una sólida carrera, con una media de calidad tirando a sobresaliente, eso sí, arrastrando como siempre polémicas varias derivadas de su personalidad. Después de unos últimos discos irregulares con críticas dispares, y siete años sin publicar material nuevo, en el 2004 el Sr. Morrissey se nos reinventa con You are the Quarry



Un álbum que empieza con "América is not the World" y una melodía vocal deliciosa que contrasta con su visión agridulce del universo yankee, hemos de recordar que en esos momentos vivía en los Estados Unidos, al final no llega la sangre al río: "...and I love you, I love you...". Seguidamente un riff poderoso de guitarra nos introduce a "Irish Blood, English Heart". Enérgica canción, la más contundente del álbum, donde se queda bien a gusto con su despotrique anti-british. 

Nos sorprende la  pseudo-pregaria "I Have Forgiven Jesus" (no os perdáis el clip con Mozz ataviado de cura), una de mis favoritas del disco. El órgano nos sirve de guía y su letra desgarradora nos estremece estrofa a estrofa. Buscamos respuestas sin redención, es más, exigimos explicaciones al creador. Al final lo que encontramos es... nada. 

Seguimos en la línea más pausada del álbum con el vals "Come Back to Camden", una canción de promesa de amor eterno al barrio londinense. La autocomplaciente "I’m Not Sorry", con una línea de bajo acariciándonos durante todo el tema y conduciéndonos hasta el solo de flauta final, simplemente deliciosa. Cerramos esta etapa melódica con la cabaretera "The World is full of Crashing Bores" donde tampoco deja títere con cabeza.



Y llegamos al ecuador de You are the Quarry con "How Can Anybody Possibly Know How I Feel?", toda una declaración de intenciones, pura chulería, vaya, fiel al estilo Mozz. "First of the Gang to Die" (vídeo a pie de post), la abanderada del disco, transmitiendo alegría pese a su naturaleza de crónica social con consecuencias nefastas para su protagonista. 

Nos derretimos de gusto con "Let Me Kiss You", personalmente la pieza que más me emociona. El piano nos ayuda a cruzar el puente que separa una riba de la otra dentro de la estructura de la canción. La guitarra nos deleita con un sólo sutil, casi intimista y la voz de Morrissey se manifiesta más pura que nunca... ¡gloria bendita!. 

También se trata la ambigüedad sexual, como es preceptivo dentro del universo del artista, en "All the Lazy Dykes". Así vamos terminando con la vitalista "I Like You y la balada "You Know i couldn’t Last". Esta última se presenta como hecha para bailar bien agarraditos esquivando los continuos cambios de ritmo de su estructura. Se nos sirve como una cura de humildad o quizás sea vanidad encubierta, en fin todo es posible tratándose de un tipo como el de Manchester

Esta genialidad en forma de disco consiguió poner otra vez en órbita a Morrissey y sirvió como punto de partida para su etapa más madura. You Are The Quarry quizás no sea el mejor álbum de su carrera pero sin duda es el más completo. Se mantiene firme y poderoso de principio a fin, convirtiéndose en una obra imprescindible.


No hay comentarios :

Publicar un comentario