Siguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Siguenos en YouTube  Siguenos en Blogger  Siguenos en por RSS

martes, 21 de mayo de 2013

LOS PLANETAS - Una Semana en el Motor de un Autobús (1998)

Hoy sale a la venta con motivo del 15 aniversario de la publicación de Una Semana en el Motor de un Autobús una reedición especial en varios formatos: edición de lujo en vinilo numerada y limitada, CD con maquetas inéditas del álbum y en edición digital deluxe con el mismo contenido que el CD.

Como colofón a esta onomástica interpretarán íntegramente el álbum el próximo 25 de mayo en el festival Primavera Sound 2013 de Barcelona y el 1 de junio en el Optimus Primavera Sound de Oporto (Portugal).

Estamos ante el que fue tercer largo y obra cumbre de Los Planetas, banda legendaria del indie patrio, a mi entender, uno de las mejores grupos españoles de todos los tiempos. Para conmemorar esta efeméride he recuperado una reseña que publiqué el año pasado en otro blog y que he "remasterizado" para la ocasión.


¿Que os parece si subimos al transporte público por excelencia y empezamos un viaje hacia lo desconocido? Yo me apunto con los ojos cerrados y más sabiendo que  lo conducen estos míticos granadinos.


La primera parada la tenemos en Segundo Premio, single presentación donde la batería de Eric Jiménez nos regala un amago de redoble constante desde los primeros compases acentuando ese sentimiento de desamor. El desprecio no tarda en aparecer y las guitarras distorsionadas de fondo engrandecen la épica del momento. Apoteósico inicio con el que la banda nos muestra desde el minuto uno que lleva cartas ganadoras, con unos arreglos de cuerdas que nos acompañarán durante muchos fragmentos de este discazo. 

Aullidos desangelados nos introducen a Desaparecer, un reproche constante en forma de canción. Su final, con las notas del minimoog como invitadas de lujo, resulta sencillamente espectacular. Seguimos con La Playa, a la postre el tercer single y cuyo videoclip exponemos al final de estas líneas. Se nos revela como la mejor anti-canción del verano con esos cuernos que se alzan majestuosos como los grandes protagonistas, mientras su melodía nos resulta deliciosa, puro pop. 

Parte de lo que me Debes sigue con la línea "rencorosa" con la que hemos empezado el disco. No es de extrañar ya que Los Planetas utilizan constantemente la rabia y el desquite como acicate para su inspiración. Parece que con Un Mundo de Gente Incompleta llegue un asomo de invitación a la reconciliación. Precioso medio tiempo cuyas suaves guitarras nos permiten un respiro después de inhalar tanto aire viciado por el desencanto y el desprecio.



Llega Ciencia Ficción, hit combativo que nos inyecta energía positiva en unas venas faltas de glóbulos rojos. La batalla con los glóbulos blancos parece que vuelve a complicarse con Montañas de Basura. Esta canción nos invita a darnos un paseíto por el vertedero y a jugar con las ratas de medio metro que allí habitan. Lejos de disgustarnos, mostramos nuestro contento y nos llenamos de mierda hasta las cejas regocijándonos como cerdos entre el lodo. En este momento sólo un inciso: si a alguien le entran arcadas al leer el comentario, con no imaginárselo basta, que no hay que cogerlo todo tan a pecho, hombre. 

El segundo sencillo del disco, Cumpleaños Total, se presenta con un riff poderoso de guitarra. Proclama una enérgica afirmación sonora: “No será peor de lo que era, seguro que es mejor...” Parece que la insistencia a la hora de mencionar esta misiva denota una gran inseguridad en su certeza. 

Nos inundan las notas del órgano en Laboratorio Mágico. Con ella empezamos la recta final del disco teniendo el tema psicotrópico como principal protagonista. Toxicosmos, con sus susurros iniciales, nos estremece llevándonos dulcemente hasta los infiernos de la droga. Las contundentes guitarras finales con acoples y aires psicodélicos nos hacen el camino más llevadero. 

Mención aparte para la estremecedora Línea 1, la misma que hemos cogido al inicio de este particular viaje hacia la autodestrucción. Sin adjetivo calificativo posible, esta canción habría que enmarcarla y exhibirla en la mejor estancia de cualquier morada que se precie. Los violines; la guitarra acústica, el piano, el sonido ambiente de patio de colegio..., por favor, no dejéis de escucharla, te da la vida. 

Y así llegamos a La Copa de Europa, que se alza majestuosa como el mejor de los finales posibles. Su mensaje lleno de esperanza nos sirve de apósito para tanta herida abierta. Los arreglos orquestales de fondo y una evolución in crescendo de su tempo acaban de pulir este diamante en forma de melodía. Nos vemos envueltos en un sentimiento de euforia, vaya, igual que cuando Koeman marcó el gol de Wembley, ¿por qué será? 

Una Semana en el Motor de un Autobús contiene todas las señas de identidad de Los Planetas. Jota, Florent y los suyos, incombustibles, confirman su excelencia y se convierten en legendarios después de concebir tal maravilla. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario